Una jornada histórica

Salvador Illa: "La vacuna es el principio del fin, pero no hay que bajar la guardia"

  • El ministro de Sanidad celebra las primeras dosis de Pfizer-BioNTech pero pide extremar la prudencia para evitar una tercera ola de la pandemia

El ministro de Sanidad  Salvador Illa, en una reciente rueda de prensa.

El ministro de Sanidad Salvador Illa, en una reciente rueda de prensa. / Europa Press/ J Hellin / POOL

Se lee en minutos

Antes de que Araceli y Mónica se pusieran las primeras vacunas en España contra el coronavirus en una residencia de mayores de Guadalajara, ha habido un millón de personas en todo el mundo que lo han hecho antes que ellas, formando parte como voluntarios de los ensayos científicos. Conseguir una inmunización tan rápida "sin sacrificar ni seguridad ni eficacia ha sido posible gracias a un esfuerzo científico e industrial y una movilización de recursos sin precedentes". Así lo explicado desde Barcelona el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que ha comparecido ante los medios para realizar una valoración de este día histórico, compartido también en toda Europa.

"Estamos en el principio del fin. El principio es la vacuna. Y el fin, la derrota del virus, la inmunidad", ha añadido, dejando claro que todavía quedan meses duros por delante. La inmunidad se consigue a los siete días de la segunda dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech, que se administra 21 días después de la primera. Illa ha destacado que nadie debe bajar la guardia, especialmente en estas fechas navideñas. "Tenemos que ser prudentes y seguir al pie de la letra las indicaciones sanitarias para poner todo el empeño en evitar una tercera ola. Queremos vernos y abrazarnos, pero que las alegrías de hoy no sean los lloros del día de Reyes", ha recordado.

Hasta el mes de marzo, los técnicos vacunarán a la población de mayor riesgo en la pandemia: los mayores que viven en evidencia y el personal socio sanitario que les atiende; así como los sanitarios de "primera línea" y los grandes dependientes que viven en sus hogares. En mayo o junio deberían estar inmunizados unos 20 o 15 millones de personas en toda España. Y en verano las cifras serán todavía "más importantes". Los ciudadanos no tienen que hacer ninguna gestión para recibir la vacuna, gratuita y no obligatoria. Illa ha explicado que se recibirá una citación para acudir al centro de salud y recibir las dosis. Es una acto voluntario, pero muy importante. No vacunarse es un gesto insolidario con el resto de ciudadanos. "Vacunarse salva vidas", ha concluido el ministro.

Te puede interesar

Cepa británica

Respecto a las personas infectadas con la cepa británica -cuatro casos confirmados y otros tres en estudio, todos en Madrid- Illa ha recordado que ninguno de ellos tiene un cuadro grave y que los dos pacientes 'cero' se realizaron una PCR antes de viajar a Madrid. En ambos casos, el test dio negativo.