Meteorología

Un frente frío entra en España y marcará la Nochebuena y la Navidad

Las temperatuas descenderán notablemente y se espera nieve a partir de los 500 metros

En Catalunya se mantendrá la caída de temperaturas hasta el sábado, día de Sant Esteve

Varias familias se divierten en la nieve acumulada en Roncesvalles, Navarra. 

Varias familias se divierten en la nieve acumulada en Roncesvalles, Navarra.  / Villar López/EFE

Se lee en minutos

Efe

Un ambiente muy frío y seco, de pleno invierno, marcará la celebración en España de la Nochebuena y del día de Navidad tras la llegada de una masa de aire polar que dejará heladas nocturnas generalizadas en el interior, lluvia solo en el extremo norte y nieve en cotas superiores a 500 metros. En Catalunya el frío continuará el día de Sant Esteve, el sábado.

Los dos próximos días festivos, sin embargo, las temperaturas no serán, en general, "inusualmente bajas", según ha adelantado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), y ha precisado que se notará "un cambio notable" debido a que noviembre y diciembre han sido meses "bastante más cálidos de lo normal para la época del año".

Según Del Campo, hasta finales de semana soplarán vientos flojos o en calma, que serán intensos en algunos puntos del país pero el domingo o el lunes próximo "el panorama cambia" con la llegada de "una potente borrasca" situada en el entorno Islas Británicas que dejará lluvia y nieve en muchas zonas de España.

De momento, en el día de hoy, víspera de Nochebuena, un sistema frontal no muy activo barrerá la península afectando sobre todo a Galicia y a las comunidades cantábricas y traerá precipitaciones también, más débiles, al oeste de Castilla y León, Extremadura y Andalucía.

La cota de nieve bajará a última hora a los 1.000 metros y se esperan intervalos nubosos y bancos de niebla frecuentes que pueden ser persistentes en la depresión del Ebro.

Los vientos soplarán en principio del suroeste, girando después al noreste en la mitad norte de la Península tras el paso del frente y las temperaturas comienzan a bajar, sobre todo en el noroeste, aunque en el Mediterráneo podrían subir algo por los vientos y superar los 22 a 24 grados en interior de Valencia y Murcia o los 20 en el Cantábrico oriental.

Mañana jueves, día de Nochebuena, amanecerá con nubes a primera hora que dejarán lluvias débiles y dispersas en el sur de Castilla y León, comunidad de Madrid, norte de Castilla-La Mancha e interior de la Comunidad Valenciana, aunque irán remitiendo poco a poco.

A partir de mediodía los cielos se cubrirán en el norte de Galicia, comunidades cantábricas y en los Pirineos navarro y aragonés, con precipitaciones localmente persistentes y nieve entorno a los 1000 metros.

También se espera algún chubasco débil en Baleares y bancos de niebla en el centro y resto de la Meseta sur, con viento del norte en el tercio norte peninsular y rachas intensas en Galicia, Cantábrico y cierzo en el Valle del Ebro.

En Navidad, mucho frío

Habrá heladas en zonas de montaña y las temperaturas se desploman de noche en Cantabria, sur de Aragón y norte de Valencia donde se situarán entre 6 y 8 grados por debajo de las de hoy.

El viernes 25, día de Navidad, será muy frío, con precipitaciones abundantes en Cantabria, norte del Sistema Ibérico y Pirineos que cederán por la tarde y serán más débiles en el litoral catalán, sur de Andalucía y Baleares

La nieve podría caer en cualquier cota en Pirineos y a partir de los 500 o 600 metros en la Cordillera Cantábrica aunque tampoco se descarta que nieve por la tarde en capitales de provincia como Vitoria.

En el resto de España los cielos estarán poco nubosos con frio y heladas al final de la jornada en el interior de la mitad norte, Meseta sur oriental y termómetros que marcarán hasta 6 u 8 grados bajo cero en páramos de Castilla-La Mancha, sur de Aragón y zonas de montaña.

Durante el día las máximas estarán por debajo de los 5 grados en la Meseta norte y entre 5 y 10 grados en el resto y en el centro, mientras que los vientos tendrán rachas muy fuertes en el nordeste de Cataluña y Baleares, así como en otras zonas del tercio norte peninsular y áreas del Mediterráneo y más flojo en el interior.

Heladas generalizadas

El sábado será la madrugada más fría de la semana con heladas generalizadas pero sobre todo en el interior peninsular y temperaturas por debajo de los -2 grados en la mayoría de las zonas, de los -4 en páramos del centro, este de la Meseta sur y zonas de montaña e incluso de -10 grados en puntos de los Pirineos.

De día también hará frío, aunque con una leve recuperación de las máximas en la mitad norte, pero en general el ambiente será seco, y despejado, excepto alguna llovizna en puntos del Cantábrico y áreas del Estrecho.

El domingo, cambios

El domingo cambia el tiempo y aunque habrá heladas generalizadas de madrugada y ambiente frío de día, los termómetros suben hasta 6 u 8 grados en la mitad oriental, mientras una borrasca situada en el entorno de las Islas Británicas impulsará un sistema frontal que dejará lluvias en Galicia, Cantábrico, noroeste de Castilla y León y norte de Extremadura, que se extenderán el lunes a medida que avance el frente. 

Nevará por encima de los 700 a 1.000 metros en la mitad norte y zona centro e incluso podrían caer algunos copos en zonas no sólo de montaña. El viento soplará del oeste y noroeste fuerte.

Las temperaturas estarán estables y podrían continuar así los siguientes días.

Te puede interesar

Por su parte en Canarias las navidades comienzan con vientos del sureste fuertes o muy fuertes que llevarán polvo africano en suspensión, lo que causará calima y visibilidad reducida.

Para el viernes y el sábado se esperan chubascos localmente fuertes y tormentosos en las islas occidentales, después se impondrán los vientos alisios con lluvias en el norte de las islas mas montañosas y las temperaturas subirán ligeramente el día de Navidad y bajarán algo los días posteriores.