Vuelo de Gatwick al Prat

Españoles residentes en el Reino Unido, a su llegada al Prat: "Hemos estado tensos y con ansiedad hasta el último momento"

  • Algunos optan por adelantar los vuelos para no perderse la Navidad con la familia en Catalunya
  • Los llegados tienen que pasar un control de PCR negativas y rellenar un formulario para saber dónde y con quién estarán
Pasajeros procedentes de Londres atienden a los periodistas a su llegada, este martes, al aeropuerto del Prat.

Pasajeros procedentes de Londres atienden a los periodistas a su llegada, este martes, al aeropuerto del Prat. / ELISENDA PONS

3
Se lee en minutos
Carme Escales
Carme Escales

Periodista

ver +

Habían estado pendientes hasta última hora de posibles cambios en las nuevas restricciones sanitarias por la nueva variante de cepa del coronavirus descubierta en el Reino Unido. Los pasajeros del vuelo 7823 de Vueling compartido con Iberia que aterrizaba puntualmente este martes a las 12.50 horas en el aeropuerto de Barcelona podían ya respirar tranquilos al pisar el suelo de la Terminal 1. Viajaban en él ciudadanos españoles que viven en Inglaterra y que los últimos días han vivido con las dudas de si podrían o no pasar la Navidad con su familia en Catalunya.

Ana Jiménez, barcelonesa residente en Londres ha sido una de las primeras pasajeras en cruzar la puerta de llegadas. Antes, comprobación del resultado negativo de su PCR realizada en Londres dentro de las 72 horas previas a su vuelo. "No he tenido ningún problema, y ha sido muy fácil. Han revisado el resultado del test y el QR del formulario que hemos tenido que rellenar con los datos de localización en Catalunya, y con quién estaremos". Valentina Cardona también vive en la capital británica, es colombiana, pero tiene nacionalidad española. Ella sí dice haber pasado muchos nervios por si cerraban los aeropuertos. "Para venir, te obligan a hacerte la PCR y la más barata son unas 100 libras, en una clínica privada", explica. Hace un mes que compró su billete y tiene la vuelta para el 5 de enero.

Puerta de salida de los viajeros llegados al aeropuerto del Prat, este martes.

/ ELISENDA PONS

Valeria Villacorta pudo hacerse la prueba el domingo. "Encontré una farmacia donde la hacían, que cerraba a las 11 de la noche. Pero hasta las seis de la tarde de este lunes, el día antes de mi vuelo, no tuve el resultado". Laia Merchan y Francesc Segura llegaron en el mismo vuelo. Tenían su billete desde hace poco más de un mes. "Hemos estado supertensos y con ansiedad hasta el último momento", explicaban. Regresarán el día 29, antes de lo que hubieran querido. "Al llegar tendremos que estar cinco días en cuarentena y el quinto día hacernos la PCR, y si da negativa entonces podremos hacer vida normal", argumentan. "El avión iba petadísimo de gente", comentan.

También le fue por los pelos a Roman Christoforou, a quien el resultado de su prueba le llegó pocas horas antes de volar a Barcelona. "Me la hice el sábado por la mañana y he estado casi tres días esperando el resultado, que no me ha llegado hasta el mismo día del vuelo", detalla. "De todos modos, me dijeron que si no me llegaba, igualmente subiera al avión y que al llegar a Barcelona podría esperar a recibir el resultado antes de salir del aeropuerto", añade. El billete de vuelta no lo ha comprado aún, a la espera de noticias sobre nuevas posibles restricciones.

Otro viajero procedente de Londres se para para explicar su experiencia a la prensa.

/ ELISENDA PONS

Adelantar el vuelo

Entre los llegados este martes ha habido quien, ante las primeras noticias de cierre de aeropuertos, se apresuró a adelantar su fecha de vuelo. Es el caso de Mohamed Zerhounis, un vecino de Tarragona que reside en Londres por trabajo. "Tenía ya el billete para venir el día 27, pero lo cambié por miedo a que acabaran impidiendo también volar a Barcelona", explica.

Noticias relacionadas

"Ha habido algunas informaciones contradictoria que han dado lugar a mucha confusión", se lamentaba otra pasajera del mismo vuelo de Londres a Barcelona. "Yo tengo el vuelo de regreso para el día 30, pero si llegado ese momento no se puede volar, teletrabajaré desde casa de mis padres. La seguridad es lo primero", dice.

Karka Krawczyk es de Barcelona pero reside en Londres por trabajo. Reservó su billete a finales de noviembre, coincidiendo con la salida del segundo confinamiento en el Reino Unido. Al llegar al aeropuerto en Barcelona le dijeron que su prueba del covid hecha en Londres no era válida. "Porque no es una PCR, dice tan solo 'covid test', pero en el mismo aeropuerto del Prat me han hecho una prueba de antígenos, que también ha dado negativo". Respiro, pues, al covid, y a la gran prueba superada de llegar a casa por Navidad.

Temas

Coronavirus