Vigilancia del cumplimiento de las medidas covid

Los Mossos inspeccionarán bares y restaurantes: solución de compromiso tras las tensiones en el Govern

Salut había exigido a Interior más vigilancia para mantener abierta la actividad de la restauración

Un agente de los Mossos pide a unos clientes de una terraza de un bar en la plaza de la Font de Tarragona que se pongan la mascarilla mientras no consumen productos.

Un agente de los Mossos pide a unos clientes de una terraza de un bar en la plaza de la Font de Tarragona que se pongan la mascarilla mientras no consumen productos. / ACN / ROGER SEGURA

Se lee en minutos

Montse Baraza

Los Mossos d'Esquadra procederán a inspeccionar si bares y restaurantes cumplen las medidas de seguridad contra el coronavirus en Catalunya. Es la solución de compromiso que ha anunciado el Govern tras las tensiones surgidas entre los socios (ERC y JuntsXCat) a cuenta del cierre o no de estos locales. La Conselleria de Salut, en manos de ERC, había exigido a la de Interior (en manos de Junts) que garantizara la vigilancia como condición para no cerrar bares y restaurantes, según ha podido saber EL PERIÓDICO.

Salut quería que los agentes vigilaran que en bares y restaurantes se cumplen las restricciones acordadas y en vigor hasta el 11 de enero: aforo del 30% en interiores, separación mínima de 2 metros entre mesas, máximo de 4 personas por mesa (6 si son de la misma burbuja de convivencia), uso de mascarilla por parte de los clientes cuando no estén comiendo o bebiendo, y horarios (pueden abrir de 07.30 a 09.30 y de 13.00 a 15.30 para servir desayunos y almuerzos y, los que hagan comida para llevar, de 19.00 a 22.00 y si hacen entrega a domicilio, hasta las 23.00).

La demanda de Salut, ahora concretada en una medida de inspección por parte de los Mossos, responde al hecho de que en muchos bares y restaurantes no se respeta las restricciones de aforo, distancia, límite máximo de personas o el uso de mascarillas.

Te puede interesar

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha explicado, durante su comparecencia para anunciar las nuevas restricciones, que ha encargado a la Conselleria de Interior un plan para reforzar las inspecciones en los establecimientos de apertura al público. Ha asegurado que el objetivo de estas inspecciones no es sancionar a quienes incumplen las normas, sino "dar sentido" a aquellos locales que sí las cumplen, que, ha dicho, son la mayoría.

Aragonés ha afirmado que estas inspecciones ya se hacíán pero que ahora, visto el repunte de casos de covid-19, se van a "reforzar más para incrementar el control".