Con tres años de retraso

Empiezan las obras del nuevo edificio de investigación de Vall d'Hebron

El equipamiento también incorporará la última tecnología en el ámbito de las terapias avanzadas

Proyecto de ordenación del recinto santitario del Vall d’Hebron y del edificio de investigación VHIR realizado por los estudios de arquitectura Baas y Espinet-Ubach. / Baas-Ubach Arquitectos

2
Se lee en minutos

Las obras del edificio de investigación del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona ya se han iniciado con el derribo de la antigua lavandería del centro, donde se ubicará el nuevo espacio, que se comenzará a construir en el primer semestre de 2021, tres años después de lo previsto inicialmente.

El nuevo edificio tendrá una superficie de 16.792 metros cuadrados dedicados a la investigación y albergará los laboratorios, zona de administración y apoyo a la investigación y parte de la cartera de servicios científico-técnicos del VHIR.

También se ubicará aquí la última tecnología en el ámbito de las terapias avanzadas, en particular la terapia génica, y se prevé contar con un nuevo ciclotrón que permitirá el desarrollo de nuevas herramientas de diagnóstico y de tratamiento basados en radioisótopos, un área de máxima expansión a nivel internacional.

Las nuevas instalaciones permitirán seguir desarrollando una investigación puntera e innovar, según fuentes del hospital, que han considerado que el hecho de pasar de varias ubicaciones dispersas a un gran espacio común permitirá a los expertos compartir conocimiento y experiencias, impulsar sinergias entre los diferentes grupos de investigación y más cohesión, así como preparación "para dar más servicio a la sociedad".

Problemas económicos

El nuevo edificio estará distribuido en cuatro plantas, una de ellas soterrada, que se ubicará en el solar en el que actualmente se encuentra la antigua lavandería del hospital de Vall d'Hebron.

Las obras de este espacio, diseñado por el estudio BAAS Arquitectura y Espinet/Ubach, deberían haberse iniciado el año 2018, pero no ha sido posible hasta ahora por problemas económicos.

De hecho, a principios de este año 2020, el Govern anunció que haría un préstamo interno, sin recurrir a entidades financieras, de 17,3 millones de euros, para ayudar a construir el nuevo VHIR.

Centenares de patologías

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, y la 'consellera' de Salut, Alba Vergés, junto con el director del VHIR, Joan X. Comella, anunciaron entonces esta operación financiera, que se concedió después de que dos informes independientes hubiesen garantizado la solvencia económica del VHIR.

Este préstamo de 17,3 millones de euros se completará con 6,5 millones procedentes de fondos europeos FEDER; 4,5 millones de aportaciones privadas, y 6,5 millones más de recursos propios, hasta llegar a un total de 34,8 millones de euros que suponen las obras de construcción (31,5) más el equipamiento (3,3 millones), según los datos facilitados en aquel momento.

Noticias relacionadas

El VHIR está formado actualmente por 59 grupos de investigación que abordan centenares de patologías, como el párkinson, la diabetes, el ictus o las enfermedades minoritarias.

El año 2019 la producción científica del VHIR superó las 1.150 publicaciones en revistas científicas, e inició 310 ensayos clínicos, con un volumen de negocio que se sitúa alrededor de los 20 millones de euros, según datos de este centro.