LA SEGUNDA OLEADA DEL COVID

El Almendro no vuelve a casa esta Navidad

  • Por primera vez desde los años 80, la marca de turrones no emite su entrañable anuncio de televisión
  • La empresa ha tomado la decisión en coherencia con las recomendaciones sanitarias de evitar besos y abrazos
Anuncio navideño de El Almendro de 2019

Anuncio navideño de El Almendro de 2019

Se lee en minutos

'Vuelve, a casa vuelve, por Navidad'. Desde los años 80 la marca de turrones El Almendro entra en estas fechas en nuestros hogares con un anuncio que ya forma parte de la memoria sentimental de varias generaciones. Este año no. Y la culpa, como tantas otras cosas, es de la pandemia.

Dada la grave situación sanitaria, la empresa española ha tomado la decisión de no emitir este año su entrañable y pegadizo anuncio. El equipo directivo y creativo valoró la idea de darle una vuelta al mensaje y acoplarlo a los tiempos del covid, pero no. 'Vuelve a casa por Navidad' es un estribillo que pesa demasiado y que está radicalmente en contra de las actuales recomendaciones de no tener vida social. Los abrazos y los besos en las reuniones familiares -que han protagonizado durante décadas la publicidad del turrón- ahora te pueden llevar a una uci. Así que mejor no vuelvas a casa por Navidad. Al menos, este año.

Grabado a fuego

Al contrario que Las muñecas de Famosa se dirigen al portal -otro anuncio navideño ochentero y legendario- 'Vuelve a casa por Navidad' ha sobrevivido majestuosamente en el siglo XXI y está grabado a fuego en la generación que creció en los años 80, igual que las ya añejas 'ciento cincuenta miiiiil peseeeeetas' de los niños de San Ildenfoso. En el segundo volumen de los libros Yo fui a EGB (Plaza & Janés) el capítulo navideño se titula, precisamente, como el estribillo.

Obra de los compositores Cuadrado, De la Iglesia y Nieto, escuchamos por primera vez el contagioso tema en la voz de Maisa Hens, que ahora tiene 63 años y se dedica profesionalmente a la decoración tras haber coqueteado en su juventud con la música. Cantó en directo en muchos programas de Jesús Hermida. Toda su familia estaba enamorada de esa profesión artística. Su hermana fue cantante de Objetivo Birmania y su hermano, batería de Los Elegantes.

"Si canto me reconocéis"

El año pasado, la desconocida corista rubia participó en el programa 'La Voz Senior' (Antena 3). Ningún espectador sabía quién era, pero ella dijo: "Si canto una canción seguro que me reconocéis". Y tarareó 'Vuelve a casa por Navidad'. Efectivamente. Era la voz del anuncio en el que una joven regresa a su pueblo en tren y en la estación vive el consabido y emotivo reencuentro con sus padres, que la esperan nerviosos. "Hace frío. La nieve va cayendo lentamente. Ya hemos encendido el fuego del hogar y solo nos falta que tu vengas. Será Navidad. Vuelve a casa, que te esperamos. Vuelve a casa, necesitamos tu risa, tus caricias, tus miradas y tus manos. Vuelve, a casa vuelve. Vuelve a tu hogar. Que hoy es Nochebuena y mañana Dios dirá".

Con el paso de los años, la expresión "Dios dirá" desapareció y se fueron introdujeron modificaciones en la letra, como "vuelve por Navidad" o “vive la felicidad”.

Madres que abrazan a sus hijos

La voz y la letra han ido cambiando, pero lo que permanece fiel es el contenido del 'spot': el reencuentro familiar. Ya sea en una estación de bus, de tren, en un aeropuerto o en una casa. El hijo aparece -a veces por sorpresa- y toda la familia se llena de abrazos, felicidad, sonrisas y lágrimas de emoción. Con el paso de los años, el hijo o la hija ha ido modificando su papel. Ha sido desde estudiante, hasta cooperante y un cerebro fugado a otro país por imposibilidad de encontrar un trabajo decente en España. A veces han sido los abuelos los que han organizado la cena familiar para dar una sorpresa a la que siempre ha sido la gran protagonista de la publicidad: la madre. La madre que, por fin, besa y abraza a su hijo. Es Navidad, qué menos que tener a los tuyos en tu regazo.

Te puede interesar

Fuentes de la marca española, dedicada a la elaboración de todo tipo de turrones desde 1883 y que actualmente pertenece al grupo Delaviuda, aseguran que la ausencia temporal del anuncio "no significa que dejemos de estar ahí". "Este año, más que nunca, nos hemos propuesto llevar a los hogares ilusión y esperanza a través de nuestros productos porque nuestro compromiso siempre ha sido acompañar a nuestros consumidores y hacer que disfruten de la Navidad de la mejor manera posible".