Lucha contra la pandemia

Luz verde a la vacuna de Pfizer y BioNTech en EEUU

  • La agencia del medicamento da la autorización de uso de emergencia
  • La Casa Blanca presionó para acelerar unas horas la aprobación
Un vial con la vacuna de Pfizer y BioNTEch contra el coronavirus.

Un vial con la vacuna de Pfizer y BioNTEch contra el coronavirus. / EP

3
Se lee en minutos
Idoya Noain
Idoya Noain

Periodista

ver +

Estados Unidos, el país con más casos y fallecidos por coronavirus del mundo, casi 16 millones de contagios y 295.000 muertos, va a empezar las vacunaciones contra Covid-19. La FDA, la agencia federal que regula los medicamentos, ha dado este viernes por la noche la autorización de uso de emergencia a la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech, la misma inmunización que ya había sido aprobada antes en Reino Unido, Bahrein, Canadá, Arabia Saudí y México.

La luz verde de la FDA ha llegado un día después de que un panel de expertos la recomendara y aunque la autorización se consideraba inminente se ha acelerado por las presiones de la Casa Blanca. Según han publicado diversos medios, el jefe de gabinete de Donald Trump, Mark Meadows, había dicho este mismo viernes al comisionado de la FDA, Stpehen Hahn, que empezara a buscar otro trabajo si no daba para el final de la jornada la autorización de uso de emergencia, que se esperaba para el sábado.

El cambio de unas horas no cambiará la entrega de las primeras dosis pero mantiene precisamente las sombras de presiones políticas que los expertos médicos pretendían evitar para no minar la confianza en la vacuna, una de las misiones fundamentales en esta fase de la pandemia.

Complicada logística

Arranca ahora una complicada tarea logística tanto de distribución como de almacenamiento, que debe mantenerse a 70 grados bajo cero. Los primeros 2,9 millones de dosis de la vacuna, autorizada para uso en mayores de 16 años, se empezarán a repartir por EEUU en las próximas 24 horas, con la misma cantidad reservada para la segunda ronda de inmunización necesaria para que la vacuna sea efectiva.

El sábado se espera que la vacuna reciba la aprobación de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, la autoridad federal que ha recomendado dar prioridad en la vacunación a trabajadores sanitarios y a personas ingresadas o empleadas en residencias. Serán no obstante los estados los que decidan a quién se inmuniza primero, vacunaciones que se espera comiencen a principios de semana.

Dos días con más de 3.000 muertos

La autorización de uso de emergencia de la vacuna, que se ofrecerá gratis a los estadounidenses, llega en un momento de grave repunte de la pandemia en el país. Tanto el miércoles como el jueves se superaron los 3.000 fallecidos, el elevado número de hospitalizaciones está llevando al límite a numerosos centros médicos y vuelven las medidas de confinamiento y las restricciones. Este mismo viernes el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que a partir del lunes volverá a estar prohibido consumir dentro de los restaurantes.

Trump no ha hecho ninguna mención a los fallecidos o al repunte o la crisis económica en una declaración en vídeo colgada en redes sociales justo después de la acción de la FDA. En el mensaje ha hablado de un “milagro médico” por el rápido desarrollo de la vacuna, un auténtico logro sin precedentes que se ha conseguido en solo 11 meses.

En un tono triunfalista Trump ha asegurado que la inmunización “pronto acabará definitivamente con la pandemia”, pero su mensaje choca con la cautela a la que urgen los expertos, que alertan de que harán falta meses hasta que las vacunaciones masivas extiendan la inmunidad y piden que se mantengan las medidas preventivas como el uso de mascarillas o la distancia social.

Trump, no obstante, ha afirmado en falso que la vacuna “hará que el virus desaparezca y devolverá la vida a la normalidad”. Y ha aprovechado también para dejar otro mensaje:“ La pandemia pudo empezar en China pero la estamos acabando aquí en América”.

Millones de dosis

Noticias relacionadas

Aunque Pfizer no recibió dinero para investigación desarrollo de la vacuna de la 'Operación velocidad warp' establecida por la Administración Trump sí firmó un contrato de 1.900 millones de dólares para entregar 100 millones de dosis de su vacuna, de las que cerca de 25 millones estarán disponibles este mismo año, con opción de facilitar más adelante 500 millones de dosis adicionales.

Sí recibió fondos federales para investigación y desarrollo Moderna, cuya vacuna será sometida al examen de la FDA la semana que viene. La Administración Trump ha anunciado este viernes que ha doblado su compra de esa segunda vacuna hasta los 200 millones de dosis.