Coronavirus

EEUU, a punto de aprobar la vacuna de Pfizer y BioNTech

  • Se da por segura la autorización de la Agencia del Medicamento tras la aprobación este jueves de un panel de expertos
  • Las inoculaciones podrían empezar la semana que viene en el país, que el miércoles registró más de 3.000 muertos
Una dosis de la vacuna de Pfizer.

Una dosis de la vacuna de Pfizer. / REUTERS / DADO RUVIC

Se lee en minutos

 En cuestión de días, o de horas, Estados Unidos dará la autorización para el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer y BioNTech contra la Covid-19. Ese paso se da por seguro después de que este jueves un panel de expertos recomendara la aprobación de esa inmunización contra el coronavirus a la Agencia del Medicamento (FDA por sus siglas en inglés).

 

Ese panel lo componen científicos, médicos especializados en virología, inmunología y enfermedades infecciosas y expertos en estadística, así como un representante de los consumidores y otro, sin derecho a voto, de la industria farmacéutica. Tras una presentación de casi nueve horas que se ha retransmitido en directo y que ha tenido análisis sobre la seguridad y efectividad de la vacuna, incluyendo planes para monitorizar sus efectos a largo plazo, 17 miembros del panel votaron a favor, cuatro en contra y hubo una abstención.

 

Una vez que la agencia federal de luz verde se espera que en solo 24 horas empiece la distribución de 6,4 millones de dosis de la vacuna. Aproximadamente la mitad se repartirán por el país y la otra mitad se reservará para que los inmunizados reciban su segunda dosis unas tres semanas después de la primera.

 

Tras la decisión de la FDA otro panel de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades votará sobre si recomendarla y para qué grupos y a principios de la próxima semana podrían empezar las primeras inoculaciones de la inmunización masiva, que ya ha arrancado en Reino Unido y en Canadá con la misma vacuna de Pfizer y Bio NTech, que también ha sido aprobada en Arabia Saudí y Bahrein.

 

Más de 3.000 muertos el miércoles

En EEUU se han registrado desde que empezó la pandemia 15,5 millones de casos de coronavirus y más de 292.000 fallecidos y la última ola está azotando con fuerza, llevando al límite a hospitales de todo el país. Solo el miércoles hubo más de 3.000 muertos.

 

La recomendación federal es dar prioridad inicialmente en la inmunización a trabajadores sanitarios y a las personas ingresadas o que trabajan en residencias. Serán los estados, no obstante, los que tomen la decisión definitiva sobre quiénes y dónde recibirán la vacuna teniendo en consideración no solo elementos sanitarios sino también logísticos.

 

Biden aplaude “la integridad de la ciencia”

El presidente electo, Joe Biden, ha emitido un comunicado mostrando su pesar por el trágico hito de los más de 3.000 fallecidos del miércoles pero definiendo también la decisión del panel de la FDA como “una luz brillante en un momento oscuro”. Biden ha mostrado su agradecimiento tanto a los científicos e investigadores que han desarrollado la vacuna como a los que han evaluado su seguridad “libres de influencias políticas”. “La integridad de la ciencia nos ha traído hasta este punto”, ha dicho.

 Biden ha recordado también que “las vacunas no equivalen a las vacunaciones” y ha subrayado el reto de intensificar tanto la producción como la distribución, pidiendo a la Administración Trump tanto que compre las dosis que ha negociado tanto con Pfizer como con Moderna, cuya vacuna se someterá al escrutinio del panel de la FDA la semana próxima, como que intensifique los esfuerzos para elevar la producción “para la población de EEUU y del mundo”.  

Te puede interesar

 

Biden también ha recordado a los estadounidenses que deben seguir “haciendo su parte: llevar máscaras, mantener la distancia social y limitar sus viajes durante las vacaciones”.