RECURSOS CONTRA EL SIDA

"El covid amenaza con descarrilar décadas de progreso en la lucha contra el sida"

Françoise Vanni, directiva del Fondo Mundial contra el VIH, la tuberculosis y la malaria, avisa de que los tratamientos han sufrido una "gran interrupción"

En el Día Internacional contra el sida, advierte de que el objetivo de acabar en el 2030 con esta enfermedad está ahora más lejos y pide más inversiones

Françoise Vanni, directora de relaciones internacionales del Fondo Mundial contra el sida, la tuberculosis y la malaria. 

Françoise Vanni, directora de relaciones internacionales del Fondo Mundial contra el sida, la tuberculosis y la malaria. 

Se lee en minutos

Patricia Martín

El Fondo Mundial contra el sida, la tuberculosis y la malaria es el mayor organismo internacional de lucha contra las pandemias anteriores al covid. Sus programas, financiados con recursos públicos y privados, han salvado 38 millones de vidas desde el 2002. Sin embargo, el coronavirus podría dar al traste con décadas de progreso, según avisa Françoise Vanni, directora de relaciones internacionales de la entidad, en esta entrevista con motivo del Día Internacional contra el sida.  

¿Cómo ha afectado la pandemia de covid a la lucha mundial contra el VIH? Los efectos colaterales de la Covid-19 amenazan con descarrilar décadas de progreso. Los programas de prevención contra el sida y el acceso por parte de las personas a la terapia han sufrido una gran interrupción. Nuestros estudios indican que el volumen de pruebas del VIH se ha reducido en un 50% en algunos lugares.

¿Y contra la malaria?¿Y contra la tuberculosis? Puede decirse lo mismo de la malaria y la tuberculosis. Los efectos colaterales de la pandemia amenazan con descarrilar décadas de progreso. No podemos permitir que eso suceda. El mundo debe invertir urgentemente para defender nuestro progreso colectivo, luchar contra la Covid-19 y salvar vidas.

¿Cuáles son los últimos datos de incidencia de VIH? En las últimas décadas, los progresos en la lucha contra el VIH han sido más que notables, lo que muestra lo que se puede hacer cuando se trabaja de manera coordinada y con la sociedad civil. Sin embargo, mientras luchamos para contener la Covid-19, debemos recordar que aún no hemos concluido la lucha contra el sida. Incluso antes de su irrupción, no estábamos en vías de alcanzar nuestros objetivos en materia de mortalidad y nuevas infecciones. En el 2019, 690.000 personas murieron a causa de enfermedades relacionadas con el sida, mientras que se estima que 1,7 millones más de personas se infectaron con el VIH, la misma cantidad que en 2018. Y mientras más de 26 millones de personas están en tratamiento, unas 12 millones todavía lo están esperando. En algunas áreas, el progreso se ha estancado o se está revirtiendo.

Familias paquistanís esperan en la entrada de un hospital para realizarse las pruebas de VIH / AP (FAREED KHAN) 

¿Se ha alejado el objetivo de acabar en el 2030 con las tres epidemias? Estamos más lejos, sí. Sin embargo, si redoblamos nuestros esfuerzos, entonces los objetivos para el 2030 son posibles. Para ello se necesita voluntad política y más recursos. El Fondo Mundial sigue persiguiendo estos objetivos, adoptando nuestros programas e inversiones con ello en mente.

"El objetivo de acabar con el sida en el 2030 se ha alejado, por eso se necesitan más recursos"

El VIH se asocia normalmente a hombres, pero también afecta a mujeres y niños, ¿cuáles son los datos de incidencia en ambos colectivos y cuál es la tendencia actual? Las mujeres jóvenes constituyen uno de los grupos más vulnerables al contagio. En el África subsahariana, tienen más del doble de probabilidades de contraer el VIH que los varones. Y la Covid-19 amenaza con poner en peligro a más chicas. La pandemia ha provocado el cierre de muchos colegios y fuera de la escuela, las niñas corren un mayor riesgo de sufrir violencia sexual, matrimonios forzosos, quedarse embarazadas y contraer el VIH. El Fondo Mundial invierte en la igualdad de género con programas para eliminar los enormes obstáculos que impiden el acceso a las mujeres a los servicios de salud.

¿Cree que la vacuna contra el covid llegará a los países más pobres? En la lucha contra la Covid-19, no debemos repetir los mismos errores que hemos visto en la lucha contra el sida. Pasaron más de siete años hasta que la terapia antirretroviral estuvo disponible en regiones muy afectadas como África. Esa espera fue una terrible injusticia que contribuyó a la continua propagación del virus. Por ello, la coalición mundial denominada Acelerador (ACT), que reúne a gobiernos, científicos, empresas, sociedad civil y organizaciones mundiales de la salud en la lucha contra la Covid-19, tiene dos objetivos: acelerar el lanzamiento de nuevos diagnósticos, tratamientos y vacunas; y asegurar un acceso inmediato y equitativo a estas nuevas herramientas. También debemos reconocer las desigualdades que alimentan la pandemia y ser valientes y creativos a la hora de abordar sus causas y de derribar las barreras relacionadas con los derechos humanos que obstaculizan el acceso a la salud.

"En la lucha contra el covid, no debemos repetir los mismos errores que con el VIH. Se tardaron siete años en llegar a algunas regiones de África"

El Fondo se ha puesto a trabajar para frenar la pandemia de coronavirus, ¿cuáles son sus principales actuaciones? El Fondo puso a disposición de los países más de 1.000 millones de dólares, como parte de nuestra respuesta inmediata al covid. Esa cantidad en parte procede de subvenciones que permiten a los países utilizar ahorros y reprogramar las ayudas existentes para adaptar los programas de VIH, tuberculosis y malaria y poder así comprar equipos de protección de covid, adquirir suministros médicos y de diagnóstico. Además, a través del mecanismo de respuesta Covid-19 del Fondo Mundial, los países pueden mitigar el impacto de la pandemia en los programas de VIH, tuberculosis y malaria y realizar mejoras urgentes en los sistemas de salud.  

Te puede interesar

¿Tiene recursos suficientes para ello? Pese a la inversión hecha, esta no es suficiente. Nuestra asociación necesita con urgencia 5.000 millones de dólares para continuar luchando contra el covid, proteger a los sanitarios, reforzar los sistemas de salud para que no colapsen y para que estén preparados para implementar tratamientos y vacunas una vez que estén disponibles. Y defender el progreso contra VIH, la tuberculosis y la malaria en los países donde invertimos.

España decidió en septiembre del 2019 hacer aportaciones al Fondo, después de nueve años de ausencia. ¿Solicitan que el Gobierno español haga una nueva aportación? España ha sido y es uno de los donantes históricos más importantes. Estamos muy orgullosos de tener un socio como España y esperamos fortalecer nuestra colaboración en los meses y años venideros.