Imágenes virales

El CAP de Sabadell denuncia a la mujer reducida con la pistola eléctrica

La doctora y el centro de salud, que tuvo que detenerse durante dos horas, llevarán a la justicia a la paciente por insultos, amenazas y desperfectos

La arrestada, que tenía visita psiquiátrica, también denunciará al agente que la redujo por lo que considera que fue una actuación desproporcionada

Los Mossos reducen con una Taser a una joven en Sabadell. / VÍDEO: IRIDIA

Se lee en minutos

Guillem Sànchez

Los Mossos redujeron el miércoles en Sabadell con una pistola táser a una usuaria que había acudido a una consulta psiquiátrica en un CAP porque, según la versión policial, causaba disturbios. La polémica actuación policial fue grabada por la madre de la joven y las imágenes han sido difundidas a través de las redes sociales. La mujer, de 26 años de edad, denunciará a los Mossos, según explica el colectivo Centre Irídia, y la doctora y el responsable del centro de salud harán lo propio contra ella. La policía ha recogido asimismo las versiones de testigos presentes en el interior del CAP que también relatan el alboroto que esta causó, que motivó la llamada al 112 y que obligó a detener el funcionamiento del ambulatorio durante dos horas. 

Sobre las 13.00 horas del miércoles, la joven acudió acompañada de su madre y del marido de esta al CAP y, debido a los protocolos por el coronavirus, la doctora que iba a atenderla le comunicó que tenía que entrar sola. En el interior de la consulta, según fuentes policiales, la mujer perdió los nervios e insultó y amenazó a la doctora. Sin mascarilla, se aproximó a escasos centímetros de la cara de la sanitaria, tiró la mampara e hizo amago de golpearla. El centro pidió la ayuda de los agentes. 

Declaraciones de Andrés García Berrio, codirector de Irídia, sobre el uso de la Taser con una chica de Sabadell.  / AUDIO Y FOTO: IRÍDIA

Dos policías de seguridad ciudadana acudieron al lugar y lograron sacarla al exterior. Según las mismas fuentes, la mujer quiso volver a entrar y los agentes se lo impidieron. Comenzó entonces el enfrentamiento con los uniformados que, activaron la grabación de la cámara que acompaña al uso de las pistolas eléctricas e informaron a la mujer de que si no se calmaba procederían a hacer uso del dispositivo. Algo que finalmente hicieron y que captaron ciudadanos con su teléfono móvil. Las imágenes han levantado una agria polémica: en estas se ve a la paciente sentada en el suelo, con los cables de la pistola, gritando y repeliendo con patadas una reducción policial que se acaba efectuando. 

Sàmper lo justifica

El 'conseller' de Interior, Miquel Sàmper, ha justificado el uso de la pistola eléctrica. "La mujer estaba muy alterada y otro intento de reducirla habría tenido consecuencias peores para ella como, por ejemplo, un infarto", ha asegurado. Aun así, ha anunciado que se ha abierto una investigación policial por los hechos y ha insistido en que el uso de este dispositivo debe ser siempre "un último recurso". Asimismo, en un comunicado, el sindicato SAP-FEPOL ha defendido la actuación de la policía catalana, que siguió "en todo momento" los protocolos, y que lamenta que algunas entidades viertan una crítica "subjetiva".

Noticias relacionadas

Denuncia

El Centre Iridia se ha hecho eco con un tuit donde se puede leer: "Esta actuación con pistolas eléctricas táser es muy preocupante y desproporcionada. Si tenéis información de la situación podéis posaros en contacto con nosotros". Andrés García, de Iridia, ya se ha puesto ya en contacto con la joven para trabajar en la denuncia. El papel de la asociación será el de prestar su apoyo y pedir una investigación interna en el cuerpo de los Mossos sobre esta actuación.