01 dic 2020

Ir a contenido

Las restricciones por la pandemia

El ocio nocturno monta una fiesta en la plaza de Catalunya en protesta por su cierre

Los empresarios de la noche critican que no puedan abrir mientras sí pueden hacerlo otros sectores

El Periódico

Fiesta nocturna al aire libre, en la plaza de Catalunya.

Fiesta nocturna al aire libre, en la plaza de Catalunya.

El sector del ocio nocturno ha pedido este sábado poder reabrir sus locales mediante un acto de protesta muy peculiar, ya que ha convertido la plaza Catalunya de Barcelona en una improvisada discoteca al aire libre.

La Generalitat permite reabrir a partir del lunes la mayoría de establecimientos culturales, como los cines, teatros, e incluso salas de conciertos, que han permanecido cerrados en los últimos 30 días, dentro de las medidas de contención para frenar la propagación del coronavirus. También pueden abrir el lunes bares y restaurantes pero con algunas limitaciones de aforo y horarios

Improvisada sala de fiestas

Los locales nocturnos, sin embargo, no han sido autorizados para reabrir, lo que ha provocado que el sector se haya sentido discriminado, y esto se ha traducido en un acto de protesta llevado a cabo esta noche del sábado en la en la plaza de Catalunya de Barcelona, informa Efe.

Discotecas y bares musicales, principalmente, han convertido la plaza en una improvisada sala de fiestas al aire libre, con un escenario y altavoces que han posibilitado que muchos ciudadanos hayan podido bailar y disfrutar de la música.

Las mismas medidas de seguridad

Según los promotores de esta protesta, sus locales son "seguros" y están en condiciones de garantizar las mismas medidas de seguridad que el resto de establecimientos culturales, además de los bares y restaurantes.

A fin de demostrar simbólicamente su disposición a garantizar las medidas de seguridad, los organizadores del acto reivindicativo han tomado la temperatura a los asistentes y han repartido gel hidroalcóholico.

Comunicado de Som Oci Nocturn

En un comunicado, la asociación Som Oci Nocturn reclamó hace unos días un plan de rescate urgente, entre otras medidas para paliar la crisis que sufren los locales. "No estamos dispuestos a desaparecer. Reivindicamos que la noche es nuestra vida y no nos la pueden robar. El ocio nocturno legal es seguro y lo vamos a demostrar", señala el escrito.

Jaume Padrós, el presidente del Col·legi de Metges de Barcelona, lametó anoche la protesta en forma de discoteca que ocupó la plaza de Catalunya.