27 nov 2020

Ir a contenido

LA GESTIÓN DE LOS REBROTES

Restricciones en Catalunya por el covid: estas son las medidas tras los últimos cambios

A partir del 23 de noviembre abren bares, restaurantes, gimnasios, cines, teatros, centros comerciales y extraescolares

El 21 de diciembre se podrá salir de Catalunya, pero el toque de queda a las 22.00 horas sigue vigente hasta mediados de enero

El Periódico

Un hombre coloca sillas en el interior de un bar en el Gòtic de Barcelona, este jueves.

Un hombre coloca sillas en el interior de un bar en el Gòtic de Barcelona, este jueves. / Ferran Nadeu

El plan de desescalada que se filtró este martes y que ha sido dado a conocer este jueves por el Govern implica, entre otras cosas, una Navidad inédita en Catalunya: sin cenas de empresa, sin maratones de compras y con unos Pastorets a medio gas. El toque de queda, en principio a las 22.00 horas, se mantendrá hasta mediados de enero (previsiblemente no antes del día 19).

Documento

El plan de desescalada de cuatro fases de la Generalitat

El plan de desescalada de cuatro fases de la Generalitat

Pero a partir de el próximo día 23, restaurantes y bares podrán abrir con un 30% del aforo en el interior y del 100% en las terrazas entre las 6.00 y las 21.30 horas, tanto en las terrazas como en el interior, con buena ventilación. Se fija un máximo de 4 personas por mesa y 2 metros de separación entre mesas.

Ese mismo día se produce la reapertura de las instalaciones deportivas al aire libre con un aforo del 50% y también en las piscinas, aunque estén en recintos cerrados. Los gimnasios e instalaciones cubiertas podrán abrir ya el 23-D, aunque al 30%, con cita prebia y sin poder utilizar los vestuarios.

También se permite la práctica deportiva federada no competitiva en equipamientos al aire libre, pero no será hasta el 4 de enero cuando se reanuden las competiciones no profesionales en Catalunya.

Catalunya seguirá cerrada hasta justo antes de las Navidades. El plan de desescalada de la segunda ola del coronavirus mantendrá la mayoría de restricciones de movilidad durante todas las fiestas, en especial el toque de queda nocturno. Pero a partir del 21 de diciembre, quienes tengan a sus familias fuera de Catalunya podrán celebrar esas fechas con ellos.

También podrán reabrir cines y salas de teatro y conciertos y auditorios que tengan un aforo máximo autorizado de 600 personas y lo deberán hacer al 50% de su capacidad. Es decir, como mucho se podrá llevar a cabo un espectáculo con 300 asistentes.

La desescalada en el sector educativo será más lenta. Los estudiantes de bachillerato y de formación profesional (FP), que el pasado 29 de octubre fueron enviados a casa a seguir clases on line puedan reincorporarse a las aulas después de las vacaciones de Navidad, el 8 de enero. No hay calendario todavía para los universitarios, a los que se sigue recomendando que sigan conectándose a las aulas virtuales para seguir sus clases teóricas.

Por último, a partir del día 23 no cambiará nada para el sector comercial catalán: se mantiene el 30% de limitación de aforo en las tiendas de menos de 800 metros cuadrados y las de más de 800 m2 podrán ya utilizar todo su espacio, pero con un 30% del aforo. Y no será hasta el 7 de diciembre cuando empezarán a cambiar las cosas para los comercios. Las tiendas podrán abrir al 50% y los centros comerciales podrán abrir con el 30% del aforo.