GENERACIÓN DIGITAL

Twitch salta de los videojuegos al periodismo político

La plataforma de vídeos en directo de Amazon gana popularidad como herramienta de divulgación de la mano de jóvenes creadores como el periodista Emilio Doménech

El periodista Emilio Doménech, durante una charla a través de Twitch.

El periodista Emilio Doménech, durante una charla a través de Twitch.

5
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

ver +

Noviembre está siendo un mes histórico para Twitch. Y no solo porque Ibai Llanos, la mayor celebridad española del mundo de los videojuegos, haya catapultado su canal de retransmisión de vídeos en directo, sino porque la plataforma —propiedad de Amazon— está viviendo su eclosión como nueva herramienta del periodismo político de la mano de Emilio Doménech.

Más allá del universo ‘gamer’, la visibilización de Twitch como espacio ideal para el análisis y la divulgación política de nueva generación ha sido gracias a la maratoniana cobertura de las elecciones en Estados Unidos del joven periodista de Alcoi. Su control de la cámara no es algo nuevo. Desde hace años, Nanisimo (como se le conoce en las redes) vive en Nueva York y explica las distintas facetas de EEUU, desde su complejo sistema electoral en vídeos de Youtube a los cotilleos de Hollywood en la revista Vogue.

Sin embargo, las presidenciales entre Donald Trump y Joe Biden han catapultado a Doménech no sólo como fenómeno de la cultura de Internet (en los primeros 10 días de noviembre ganó más de 66.000 seguidores en Twitter) sino de un nuevo estilo de periodismo millenial. Rigurosidad y método en el contenido mezclado con nuevas formas más frescas, como mostrar en directo como contrasta las noticias que encuentra en Twitter. “La clave es saber manejarse, hacer un formato atractivo y saber interactuar rápidamente con la audiencia”, explica por teléfono. “Me parecía muy guay aplicar a la política lo que hace Ibai, pues permite que los seguidores vean como estudio el mapa de EEUU y aprendan al mismo tiempo”.

Desde el 1 de noviembre, el canal de Twitch de Newtral, medio con el que colabora, ha ganado más de 6.936 seguidores y 65.359 visualizaciones tras realizar cinco directos de casi siete horas en total. En su canal personal, que abrió a finales de julio, Doménech ha ganado 6.171 seguidores y 14.524 visualizaciones con tres directos.

Razones de su éxito

Para las nuevas generaciones encender la televisión supone casi un esfuerzo. Youtube y ahora Twitch se han convertido en sus plataformas de expresión audiovisual, pero esta segunda permite una interacción mucho mayor entre creador y usuarios. “Twitch es, sin duda, la red social de vídeo que más crecerá porque es un lugar de encuentro que genera una sensación de cercanía, intimidad e inmediatez que conecta mucho mejor con la generación Z que Youtube, que ya parece artificial, distante y falso", explica Iago Moreno, sociólogo por la Universidad de Cambridge.

Además del análisis divulgativo, los ‘streams’ acercan emisor y receptor, creando un clima de intimidad que no existe en televisión. Así, la retransmisión de Doménech nos regaló momentos como sus perreos a ritmo de Bad Bunny, sus bailes con la pegadiza canción de 'Latinos por Donald Trump' o charlas con Ana Pastor y un Antonio García Ferreras en pijama. Aunque el periodista no es el centro del relato, su magnetismo y ese formato casi de Gran Hermano de Twitch permiten digerir temáticas densas hacia un público muy joven.

Otros jóvenes divulgadores como la periodista científica Rocío Vidal (más conocida como La gata de Schrödinger) o el politólogo Alán Barroso empiezan a apostar por este incipiente formato. Lo que antes podía ser percibido como dar la chapa es ahora puro entretenimiento didáctico. “Puede estar hablando de política pero también de cosas banales como la tortilla de patatas, lo que construye un diálogo y un vínculo emocional más fuerte”, explica Barroso. “La política está cada vez más enfocada en los sentimientos que te genera la persona”.

EEUU marca el camino

Doménech sigue los pasos de Hasan Piker, rey del ‘stream’ político en EEUU. A sus 29 años, este joven de origen turco se ha convertido en una referencia para el progresismo millenial y de generación Z, que han visto en su canal —HasanAbi— una fuente de análisis más cercana que los grandes medios. Desde enero retransmite a diario y durante la semana de las elecciones acumuló 87 horas en directo (16 seguidas), siendo el canal en inglés más seguido del mundo. Antes, logró jugar al videojuego ‘Among Us’ con las congresistas Alexandria Ocasio Cortez e Ilhan Omar, estrellas políticas de los demócratas entre las nuevas generaciones. El ‘stream’ fue el tercer más visto de la historia de la plataforma.

El ascenso mediático de Piker refleja un tendencia creciente en EEUU que empieza a llegar a España. En junio, el New York Times apuntaba que Twitch se ha transformado “en un centro inesperado de activismo social”, en referencia a las charlas organizadas ahí por el movimiento antiracista Black Lives Matter.

Sin embargo, Doménech alerta de la dificultad añadida que supone hablar de información política en Twitch y del peligro de terminar sufriendo “cansancio, agobio y estrés extremo” si el creador “se adscribe a las exigencias de la audiencia”. “A veces una sola persona no es capaz de conseguirlo”, señala. Piker explicó en una entrevista que trabaja entre 10 y 11 horas diarias en sus directos.

Universo 'Gamer'

Aunque abre puertas a un nuevo modelo de comunicación periodístico, Twitch sigue siendo un espacio predominantemente ‘gamer’. Los ‘streamers’ más populares del mundo utilizan la plataforma para conectar con su audiencia y jugar a videojuegos como ‘Fortnite’ o ‘Call of Duty’. Es el caso de El Rubius y AuronPlay—famosos por ser pioneros del ‘boom’ de Youtube en España—, los dos únicos españoles que, con 6,9 y 5,6 millones de seguidores, se cuelan en el top 10 de creadores más populares del mundo.

Noticias relacionadas

Sin embargo, la mayor personalidad española en Twitch es Ibai Llanos. Con tan solo 19 años empezó como comentarista de videojuegos ‘online’, pasando de ser un desconocido a un emblema mundial de los E-Sports. Ahora, con 24, ha iniciado su propio proyecto de creación de contenido en Twitch, donde acumula 3,6 millones de seguidores, estando entre los 25 ‘streamers’ más populares. Aunque en el mundo digital es una celebridad desde hace tiempo, estas últimas semanas Ibai ha liderado todos los rankings de directos en español, reuniendo en sus partidas de videojuego a futbolistas como Neymar, el Kun Agüero o Courtois y utilizando la plataforma para charlar con el rapero C. Tangana. Este martes anunció que dará las campanadas de fin de año desde su canal.

La comunidad ‘gamer’ aún controla Twitch. Pero aunque esas audiencias quedan muy lejos, las nuevas generaciones periodísticas asoman la cabeza al mundo de las retransmisiones en directo, una herramienta incipiente que puede transformar las comunicaciones en una era cada vez más digital.