desescalada controvertida

El comercio rechaza los planes de Salut y pide test de antígenos masivos

Los ejes de Barcelona reclaman poder abrir ya al 50% y aumentar el aforo en la campaña navideña

Los centros comerciales se quejan del cierre hasta el 21 de diciembre y defienden su seguridad

Calles comerciales de Sant Andreu.

Calles comerciales de Sant Andreu. / JORDI OTIX

2
Se lee en minutos
Patricia Castán

Con la campaña de Navidad a la vuelta de la esquina, el comercio catalán también ha recibido como un jarro de agua fría y con un alud de críticas los planes del Departament de Salut. La Generalitat no se ha hecho eco tampoco de las recientes propuestas de Pimec y Foment del Treball, lo que recrudece la pugna con este sector económico clave. La Unió d'Eixos Comercials i Turístics de Barcelona, Barcelona Oberta, ha reivindicado este martes la utilización masiva de test de antígenos para poder "avanzar la reapertura con seguridad".

Según los planteamientos del Govern, la primera fase que se iniciará el próximo lunes no altera las actuales restricciones (aforo en tiendas al 30% y centros comerciales cerrados), y habrá que esperar al día 7 de diciembre para subir el aforo al 50%, y al 21 para reabrir espacios como La Illa Diagonal o La Maquinista, entre otros. Incluso la semana de Reyes el aforo seguiría a la mitad. 

Fuentes de Barcelona Oberta, que engloba a los ejes céntricos así como a algunos centros comerciales, reclama que estos últimos puedan retomar su actividad, y un aforo mínimo del 50% para las tiendas de toda la ciudad. Solo así, mantienen, podrá "recuperarse un mínimo de la facturación navideña". El colectivo ha defendido una y otra vez que el comercio ha desplegado todas las medidas preventivas vigentes y "no es un foco de contagios", por lo que insisten en apostar por los test de antígenos para tratar de equilibrar la economía.

Cuota "ridícula"

Noticias relacionadas

En la misma línea, los ejes comerciales de barrio agrupados en Barcelona Comerç, consideran "ridícula" la actual cuota de aforos y piden con carácter inmediato elevarla al 50%, y aumentarla en la campaña navideña. "Cuando los centros comerciales estén abiertos, el pequeño comercio ha de poder trabajar ya al 100%", argumenta su presidente, Salva Vendrell.

Desde la Asociación Española de Centros Comerciales (AECC), su presidente Eduardo Ceballos, enfatiza a este diario que Catalunya y Castilla y León son los únicos que han cerrado centros comerciales, lo que considera además un agravio comparativo respecto al conjunto del comercio. En especial porque han desplegado importantes controles de acceso y aforo, así como medidas sanitarias y de limpieza de aire, y porque muchos son parcialmente abiertos al exterior. Afirma que la situación es "dramática" para los 49 centros en Catalunya, que generan 35.000 empleos directos y otros tantos indirectos, y en un 85% se componen de pequeño comercio o pequeñas franquicias. Según sus datos, solo se mantiene abierta en torno a un 15% de la oferta, correspondiente a alimentación.