24 nov 2020

Ir a contenido

PLAN DE DESESCALADA

Bares y restaurantes de Catalunya abrirán con un aforo inicial del 30% a partir del lunes

El Govern estudia un confinamiento comarcal en una segunda fase, que empezará el 9 de diciembre

Cines, teatros y salas de conciertos de pequeño formato abrirán al 50%; los grandes espacios seguirán cerrados

Beatriz Pérez

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha explicado este martes la Generalitat prevé reabrir a partir del lunes actividades de restauración, culturales y deportivas. / EUROPA PRESS

A partir del próximo lunes 23, Catalunya tiene previsto abrir el interior y las terrazas de los bares y restaurantes al 30% y hasta las 17 horas, tal y como han confirmado fuentes del Govern a EL PERIÓDICO. Así, además de retomarse las actividades al aire libre con un aforo del 50%, como ya se contemplaba desde la semana pasada, también lo hará el sector de la restauración y hostelería, que lleva con las persianas bajadas desde el 15 de octubre.

Ha sido el sector de la restauración y la hostelería el que ha planteado al Govern un plan de reapertura progresiva de bares y restaurantes, y aun a riesgo de que haya alguna modificación, todo parece indicar que el plan Procicat (compuesto por las 'consellerias' de Salut e Interior) dará el visto bueno esta semana, según adelantó RAC-1.

Según el plan de desescalada en Catalunya preparado por Salut e Interior, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO y que consta de cuatro fases de 15 días cada una, cines, teatros, auditorios y salas de conciertos de hasta 600 personas podrán abrir al 50%. Así, retomarán su actividad las pequeñas salas de conciertos, pero no grandes espacios como L'Auditori o el Palau de la Música. El resto de restricciones siguen vigentes en este primer intervalo, por lo que se mantendrá en las universidades la docencia teórica en formato virtual y las extraescolares cerradas, así como el cierre perimetral de Catalunya, el confinamiento municipal de fin de semana y el toque de queda. Las tiendas de menos de 800 metros cuadrados mantendrán el 30% de su aforo.

En una segunda etapa, el confinamiento de fin de semana sería comarcal y los gimnasios podrían reabrir al 50%. La restauración pasa al 50% y la cultura, al 70%. En esta fase sí podrán abrir, con un aforo del 50%, aquellas grandes salas.

En una tercera fase, los encuentros podrán ser ya 10 personas y el confinamiento de fin de semana pasará a ser de áreas sanitarias. La restauración podrá abrir hasta las 21 horas y los museos, cines, teatros y salas de conciertos, con un máximo de 700 personas, al 70%. Los centros comerciales pueden volver a abrir al 30%, y el deporte pasará a un 70% de aforo en exterior, manteniendo el 50% en el interior. 

Los cambios de la cuarta fase incluyen recuperar el 100% de la presencialidad al bachillerato y ciclos formativos, así como abrir todas las extraescolares y la educación en el tiempo libre. Se elimina el confinamiento de fin de semana, pero se mantiene el cierre perimetral de Catalunya y el toque de queda. La cultura se queda en el 70%, pero el máximo de personas en una sala puede llegar a las mil. Se recuperan las competiciones deportivas.

Los centros comerciales podrán reabrir al 50%, excepto zonas comunes. Se podrán reunir un máximo de cien personas en actos religiosos y ceremonias civiles. En todo este plan, la docencia teórica en la universidad se mantiene de forma virtual. El Gobierno ya anunció que la desescalada podría ser asimétrica y aplicarse a diferentes velocidades en el territorio. La intención es que el plan se pueda terminar y presentar este jueves.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también ha planteado al Govern que estudie que bares y restaurantes puedan abrir con aforo limitado (ella habló del 40% o 50%) a partir del lunes.