"SI LOS INDICADORES DE SALUD SON BUENOS"

Colau pide al Govern reabrir hostelería, cultura y gimnasios con aforo limitado a partir del 23 de noviembre

La alcaldesa de Barcelona insta a avisar "con antelación" del plan de desecalada a los sectores afectados para que puedan organizarse

Colau, durante una comparecencia, en septiembre.

Colau, durante una comparecencia, en septiembre. / MANU MITRU

Se lee en minutos

Montse Baraza

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido al Govern que "si todos los indicadores epidemiológicos evolucionan favorablemente" plantee la reapertura de bares, restaurantes, gimnasios y equipamientos culturales con aforo limitado a partir del 23 de noviembre, día que el Ejecutivo catalán ha fijado para iniciar la desescalada. Una desescalada en principio limitada a las actividades al aire libre y las terrazas de la restauración.

Colau ha criticado este plan de desescalada, que ha considerado que "no es verdad" porque "no es una reapertura" real: "bares, restaurantes, teatros, cines, gimnasios seguirán cerrados", ha subrayado. "No digamos cosas que no son", ha dicho en alusión a la anunciada reapertura del 23-N.

La alcaldesa ha apuntado que estos sectores están al borde del colapso económico --ha apuntado que con la reapertura de las terrazas bares y restaurantes contemplada en el plan de desescalada no salvan sus negocios-- y ha planteado que, siempre que los datos de evolución de la pandemia sean buenos, el 23-N se podría plantear su reapertura con un aforo limitado, que podría ser, ha dicho, del 40% o del 50%

Noticias relacionadas

Y dicho esto, Colau ha urgido al Govern a planificar de forma realista y con un "horizonte real" la desescalada. En este sentido, ha pedido que se informe y avise con antelación a los sectores afectados, "no el día antes", para que puedan organizar su vuelta a la actividad. 

Ha lamentado que toda la presión recaiga sobre los sectores económicos cuando "no se han hecho los deberes" --como reforzar la atención primaria o proveerse de test de antígenos--, y ha pedido más diálogo entre las 'conselleries' de la Generalitat, en alusión a las discrepancias entre Salut, Interior y Empresa.