CORONAVIRUS

Justícia anuncia al Arzobispado que se acotará más la asistencia a misa

El aforo se limitarán como máximo a 100 personas aunque el templo sea de grandes dimensiones

Capella y Omella se reúnen tras la polémica por la ceremonia de beatificación en la Sagrada Familia

Un momento de la reunión mantenida este martes entre Capella y las autoridades eclesásticas. En la foto el obispo de la Seu.

Un momento de la reunión mantenida este martes entre Capella y las autoridades eclesásticas. En la foto el obispo de la Seu.

1
Se lee en minutos
J. G. Albalat

La 'consellera' de Justícia, Ester Capella, ha anunciado este martes al cardenal arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella, que en las próximas horas el Govern de la Generalitat, por indicación de la autoridad sanitaria, aprobará una resolución que, además de la limitación del 30% del aforo en los espacios de culto, también se restringirá a un máximo de 100 las personas las que podrán asistir a cualquier acto religioso, aunque se celebre en un lugar de grandes dimensiones, como es la Sagrada Família. La polémica saltó tras la celebración el pasado sábado en este templo de la ceremonia de beatificación de Joan Roig, a la que asistieron unas 600 personas.

Noticias relacionadas

Capella y Omella se han reunido este martes para compartir puntos de vista en relación con el aforo de los actos religiosos, "en un clima de coordialidad", según fuentes del Ejecutivo catalán. Tanto el Arzobispado como la Conselleria de Justícia han coincidido que se debe tomar las medidas necesarias para proteger la salud de la ciudadanía y, a la vez, garantizar los derechos fundamentales a la libertad religiosa o de culto. En el marco de este encuentro, Capella ha explicado a Omella la nueva regulación que será aprobada por el Ejecutivo catalán. Los dos estamentos, además, han convenido que es necesario intensificar la comunicación del Govern y los representantes de todas las religiones.

El Arzobispado de Barcelona había mostrado tras desatarse la polémica su "desconcierto por la respuesta de algunas autoridades" a la ceremonia de beatificación, "que cumplía todos los requisitos legales y condiciones sanitarias", ha remarcado, aunque ha pedido "disculpas a aquellas personas se hayan sentido heridas".