EDUCACIÓN EN TIEMPOS DEL COVID

PCR en los institutos: autoprueba de los alumnos bajo supervisión sanitaria

El Govern aclara que los profesores no se encargarán de realizar la prueba tras las quejas de los sindicatos

Salut señala que el personal médico, en pleno apogeo de la pandemia, debe dedicarse a la parte asistencial

Profesora saludando con el codo a los alumnos.

Profesora saludando con el codo a los alumnos. / EFE / JON RODRÍGUEZ

Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

ver +

Sucede con Josep Bargalló que a menudo no puede evitar los clásicos dejes de profesor de instituto. Este viernes le tocaba lidiar con la controversia creada en torno a las pruebas PCR de frotis nasal realizadas en las escuelas a los chavales de más de 12 años, los que estén en secundaria, bachillerato o formación profesional, y antes de intentar aclarar las cosas ha dicho lo siguiente: "A veces no nos explicamos bien, y hay ocasiones en las que no se nos entiende bien. Ahora intentaré explicarme bien y espero que se me entienda bien". Estaba algo molesto, para qué nos vamos a engañar. El 'conseller' de Educació ha aclarado que los estudiantes se harán ellos mismos la prueba pero bajo la supervisión de una persona del ámbito sanitario. La culpa la tiene la evolución de la pandemia, que no permite destinar personal médico a otros menesteres que no sea combatir el covid en primera línea.  

Según Bargalló, el Govern siempre "valoró que debe haber personal sanitario" en el momento de realizar los cribajes en los colegios. Eso, sin embargo no le había quedado tan claro a la comunidad educativa, que se había quejado de tener que asumir una tarea que trasciende a su negociado vinculado a la enseñanza.

El 'conseller' ha admitido que quizás hubo algo de "precipitación" en las explicaciones iniciales y ha asegurado que la coordinación con Salut (ambas 'conselleries' están en manos de Esquerra) es absoluta y recíproca. Hasta ahora se desplazaba a los centros una unidad móvil con varios profesionales que realizaban el frotis nasal, y ahora solo irá un sanitario o una persona que forme parte de alguna de las oenegés que están echando una mano con los rastreos y el cribaje, como Open Arms. Esa persona será, de hecho, la responsable de trasladar las pruebas al centro de salud de referencia, donde serán analizadas. 

Test exitoso

En declaraciones a los medios tras una visita al Institut La Garrotxa de Olot (Girona), Bargalló ha aclarado que los profesores "no tocarán las pruebas ni participarán físicamente" de las mismas, más allá de tomarse las muestras a sí mismos, como miembros del grupo burbuja. Y sobre el autotest,  el funcionamiento no tiene demasiados secretos: "Te lavas las manos, coges un sobre, sacas el tubo, sacas la escobilla, la pasas por ambos orificios nasales, la devuelves al tubo que vuelves a colocar en el sobre y ya está hecha la prueba". Para cotejar la propuesta, estudiantes de varias escuelas ya se han hecho la PCR a sí mismos y en el 100% de los casos la muestra se recogió de manera correcta y pudo ser analizada sin problema. 

Noticias relacionadas

El método ya se ha probado en algunos institutos y en todos los casos la prueba se ha cotejado con éxito

Marc Ramentol, secretario general de Salut, también esta mañana, a preguntas de los periodistas, ha explicado que esta nueva manera de proceder se irá introduciendo de manera gradual, y que el nivel de acompañamiento por parte de profesionales se hará en función de las necesidades que concrete cada centro educativo. Jacobo Mendioroz, otro alto cargo de la misma 'conselleria', ha recordado que durante la fase de mitigación del virus "es necesario garantizar la atención sanitaria de los contagiados que llegan a los centros de salud". "Los sanitarios -ha proseguido- son un recurso extremadamente valioso y deben intentar centrarse en la atención médica, que es su especialidad. Esto no implica renunciar a seguir con lo que hacíamos, pero sí obliga a fórmulas que no impliquen sobrecargar la parte asistencial".