NUEVA LEGISLACIÓN EDUCATIVA

El Congreso veta la financiación pública a los coles que separan niños y niñas

El texto original de la nueva ley instaba a concertar "preferentemente" los centros mixtos

El cambio es fruto de una enmienda de ERC, apoyada por PSOE y Unidas Podemos

Alumnos, en una escuela.

Alumnos, en una escuela. / ayuntamiento de barcelona

Se lee en minutos
Olga Pereda
Olga Pereda

Periodista

Especialista en educación y crianza

Escribe desde Madrid

ver +

El Congreso de los Diputados ha dado luz verde a una modificación de la futura ley de educación para que las escuelas concertadas (financiadas con fondos públicos) no puedan segregar a los alumnos por sexo. La iniciativa ha partido de una enmienda propuesta por ERC -a la que ha tenido acceso ACN- que ha contado con el apoyo de PSOE y Unidas Podemos. La enmienda ha sido aprobada en la ponencia de educación e incluida en el texto de la norma, que todavía deberá ser ratificada definitivamente en el Congreso y después en el Senado.

Cuando la ministra de Educción, Isabel Celaá, presentó por primera vez -en 2018- su proyecto de ley educativa dio un toque de atención a los coles concertados que separan a niños y niñas. Les advirtió que no cumplen un principio básico de la educación: el de equidad. Son centros -la mayoría pertenecen al Opus Dei- que "contravienen la educación inclusiva y la coeducación", subrayó en ese momento. No especificó qué haría con ellos (mejor dicho, contra ellos) más allá de "abrir un diálogo". Celaá recordó que la mayoría de centros concertados sí respetan el principio de equidad y, por lo tanto, cumplen con el servicio público que tiene que ofrecer la escuela. 

Preferencias

El proyecto de ley que redactó el Ministerio de Educación y Formación Profesional y que entregó al Parlamento para su posterior debate señalaba que la educación pública es el  «eje vertebrador del sistema educativo» junto con «un importante sector de la escuela concertada que cumple sus fines sociales». En uno de sus apartados se especificaba que «preferentemente se concertarán aquellos centros que no separen a los alumnos por razón de sexo». La propia ministra, en aquella ocasión, destacó que el texto siempre podría sufrir cambios en la tramitación parlamentaria.

Efectivamente, así ha ocurrido. La enmienda pactada por ERC con los dos partidos que forman el Gobierno establece que "los centros sostenidos parcial o totalmente con fondos públicos desarrollarán el principio de coeducación en todas las etapas educativas" según la ley de igualdad del 2007 y "no separarán al alumnado por su género". 

Sentencia del Constitucional

La modificación, quizá, genere algún conflicto político y judicial porque el Tribunal Constitucional emitió una sentencia en 2018 en la que aseguraba que la educación segregada por sexos "no causa discriminación" y es "respetuosa con la Constitución". El fallo lo emitió a raíz de un recurso impuesto por el PSOE contra algunos artículos de la 'ley Wert'. Según el tribunal, la educación diferenciada es una opción pedagógica que no puede definirse como discriminatoria. En toda España hay 87 centros concertados que separan por el sexo (0,3% del total).

Catalunya ya denegó conciertos

En Catalunya en el mes de mayo la Generalitat ya denegó el concierto en 11 escuelas que diferencian alumnado por sexo, a pesar de que los concedió un año de prórroga para establecer clases mixtas.

Lo hizo según la ley de educación de Catalunya, que establece que los centros tienen que cumplir el principio de coeducación mediante una escolarización mixta.

Más cambios en la ley

La prohibición de segregar los niños por sexo en toda España se suma a otro acuerdo logrado esta semana entre ERC, PSOE y Unidas Podemos para suprimir una referencia expresa a que el castellano sea la lengua vehícular en las comunidades con lengua cooficial y blindar así en cierto modo la inmersión lingüística catalana de tal manera que cuando los alumnos y alumnas terminen la secundaria obligatoria tengan perfecto conocimiento tanto del castellano como del catalán. La enmienda también ha sido refrendada en la ponencia que esta tarde se ha celebrado en el Congreso, donde se han emitido 26 votos a favor, 16 en contra y la abstención del PNV. Por su parte, JxCat aunció ayer que rechazaría la enmienda.

Noticias relacionadas

Una vez que la ley entre en vigor, el modelo será flexible porque si algún estudiante tiene carencias en alguna de las dos lenguas, el centro aplicará medidas para compensar esas lagunas. Las tres formaciones políticas también pactaron hace semanas crear una nueva opción de bachillerato, el llamado general, donde los alumnos estudiarán asignaturas de las tres modalidades ya existentes, como avanzó EL PERIÓDICO.

A las puertas del Congreso, varias personas se han concentrado para protestar porque, en su opinión, la futura normativa ataca a la escuela concertada y al castellano. Por su parte, PP y Cs ya han anunciado que presentarán un recurso judicial.