LA SANTA SEDE CIERRA PUERTAS

El papa Francisco vuelve a anular sus audiencias generales en presencia de fieles

El Vaticano suspende los encuentros públicos tras haber detectado un positivo por covid en la reunión del miércoles pasado

El Papa Francisco asiste a la audiencia general semanal de este jueves en el Aula Paolo VI en el Vaticano.

El Papa Francisco asiste a la audiencia general semanal de este jueves en el Aula Paolo VI en el Vaticano. / REUTERS

Se lee en minutos

El Periódico

El Vaticano ha anunciado este jueves que el papa Francisco ha vuelto a anular sus audiencias generales de los miércoles en presencia de fieles, que se habían reanudado en septiembre tras el confinamiento en Italia, a raíz del aumento de casos por la pandemia de covid-19 en Italia.

Según ha indicado el Vaticano, "a partir del próximo miércoles, 4 de noviembre, las audiencias generales del Santo Padre volverán a ser transmitidas por internet desde la biblioteca del Palacio Apostólico. Esta decisión ha sido tomada porque se ha detectado un caso positivo de covid-19 en la audiencia general del 21 de octubre, y con el objetivo de evitar cualquier posible riesgo futuro para la salud de los participantes", han informado. Ya el pasado miércoles, durante la audiencia celebrada en el aula Pablo VI, solo se admitió a pocos fieles por precaución.

El pasado 10 de octubre ya saltaron las alarmas tras detectar cuatro positivos por covid en la guardia suiza que protege al Papa, por lo que se habían suspendido todos los permisos y vacaciones que permitían salir del Estado Pontificio.

Audiencias suspendidas con anterioridad

Las audiencias generales ya habían sido suspendidas el pasado 7 de marzo, cuando en Italia se decretaron las primeras medidas de confinamiento debido al inicio de pandemia por coronavirus. Francisco siguió celebrando tanto las audiencias como el rezo del Ángelus dominical desde la biblioteca del palacio pontificio, lugar donde ahora volverán a celebrarse.

Durante las audiciencias posteriores al confinamiento, el Pontífice ha tenido que pedir a las personas que no se agolparan durante los saludos y que permaneciesen en sus asientos, respetando siempre las medidas de seguridad. El Papa se ha mantenido a distancia de sus fieles y no ha bajado a saludar. "Me encantaría bajar a saludar a todos, [...] si nos agolpamos para saludarnos va contra las normas y las precauciones que debemos tener frente al covid", dijo el pasado miércoles. Aun así, siempre ha aparecido sin mascarilla en las audiencias, así como sus colaboradores y los obispos presentes que le saludan tras el acto, salvo el pasado día 21, cuando decidió ponérsela.

Actos cancelados

Además, el papa Francisco no saldrá del Vaticano para celebrar la misa de difuntos el 2 de noviembre, como había hecho hasta ahora, y la oficiará en el campo santo Teutónico, de forma privada y sin la participación de los fieles. Algo que se repetirá en los próximos eventos y también todo parece indicar que también durante la Navidad: habrá celebraciones con un grupo muy reducido de fieles y se limitará solo a pocos invitados.

Las embajadas han recibido una comunicación por parte de la Santa Sede con indicaciones de que este año no se podrán pedir entradas para asistir a las misas del periodo natalicio y que la misa del Gallo se celebrará de manera privada.

El mensaje de Navidad

Por el momento, parece que el 25 de diciembre, sí se permitirá la entrada, aunque limitada, de los peregrinos en la plaza de San Pedro para el mensaje de Navidad y la bendición 'Urbi et orbi' - 'a la ciudad y al mundo' o 'a todo el mundo'- desde el balcón de la logia central de la basílica.

Una situación que se repite en el tiempo, ya que durante el pasado Domingo de Resurrección, en pleno confinamiento total de Italia, el Papa tuvo que pronunciarlo a solas en el interior de la basílica.