Cinco, en prisión

Golpe a la venta a domicilio en Barcelona de cocaína y drogas de diseño

Los Mossos detienen a ocho personas de un grupo que repartía las 24 horas del día

Golpe a la venta a domicilio de cocaína y drogas de diseño en Barcelona. / FOTO Y VÍDEO: MOSSOS D'ESQUADRA

Se lee en minutos

Agentes de los Mossos de Barcelona han desarticulado una organización criminal especializada en tráfico de cocaína y drogas de diseño que, a diferencia otros grupos investigados, suministraba las drogas a domicilio. Esta organización funcionaba como una empresa de envío de las sustancias a la carta, de forma que el cliente no se desplazaba nunca hasta el lugar de suministro sino que recibía la droga en su casa. Así, además de dificultar la acción policial , evitaban las quejas vecinales que suelen comportar los puntos de venta que reúnen una gran afluencia de consumidores.

El pasado viernes 23 de octubre, los Mossos desplegaron un operativo en Barcelona, Badalona, Hospitalet y Cerdanyola que acabó con la detención de ocho personas, seis hombres y dos mujeres, de entre 20 y 33 años y de nacionalidad española, uruguaya, ecuatoriana y dominicana. 

También intervinieron más de 600 gramos de cocaína y gran cantidad de monodosis de esta droga y otras de diseño escondidas en los vehículos que usaban para el reparto de las drogas.

Los investigadores hicieron registros y cacheos judiciales en seis domicilios y cuatro locales. Cinco de los detenidos han ingresado en prisión.

Vehículos de reparto para llevar la droga hasta casa 

Fruto de la investigación, que se inició el mes de mayo de este año, se constató que el jefe de la organización tenía a sus órdenes dos personas de su máxima confianza, las cuales se encargaban de esconder la sustancia estupefaciente en sus casas. También eran las que manipulaban y adulteraban la droga y la preparaban para venderla con monodosis.

Estas dos personas disponían de varios terminales de telefonía móvil que se utilizaban porque los clientes hicieran la comada de la droga, indicando el tipo de sustancia que necesitaban, la cantidad y el lugar donde querían recibir la droga.

Posteriormente, una vez hechos los pedidos, empezaban a actuar otro miembros de la organización que tenían la función de ir a recoger las dosis por los domicilios de los investigados, y con sus vehículos particulares (coches, furgonetas, o motocicletas) empezaban a hacer el reparto de la droga. 

24 horas todos los días de la semana

Estos trabajadores tenían un horario definido y daban servicio las 24 horas del día, los siete días de la semana. Uno de los implicados, además, también era responsable de una asociación cannàbica. A estas alturas se están haciendo comprobaciones para determinar si el local cumplía todos los requisitos legales permitidos.

La documentación intervenida en este establecimiento permitirá a los investigadores determinar el número de socios inscritos y la actividad económica que se estaba realizando. Según se después de la investigación en alguna ocasión había facilitado el consumo a menores de edad a su interior.

Te puede interesar

La investigación continúa abierta para determinar si el responsable de este entramado criminal utilizaba un local de ocio nocturno, que gestionaba él mismo, para blanquear la gran cantidad de dinero obtenido de la venta de las sustancias estupefacientes.

Cinco de los ocho detenidos en el operativo ingresaron en prisión después de pasar a disposición judicial.