+DEBATE

Blindar la dependencia y la inclusión social en tiempos de pandemia

Tres entidades de estos sectores, ASPID, Fundación Pequeño Deseo y Down Catalunya, reciben una ayuda de la convocatoria 'Futuro Sostenible' para financiar y lanzar sus proyectos sociales en Catalunya

EL PERIÓDICO y BBVA impulsan un vídeodebate para explorar las iniciativas: rehabilitación de pacientes de ictus, acompañamiento a niños enfermos y prevención de violencia a mujeres con discapacidad intelectual

Resumen del debate ’BBVA: inversión sostenible, revolución responsable’. / ZML

Se lee en minutos

"Que aquí estéis tres entidades basadas tanto en dependencia como en inclusión social se debe a que se han valorado sectores que habéis sufrido más durante la pandemia: dedicar recursos a proyectos como los vuestros tiene ahora más sentido que nunca".

La apreciación, a modo de epílogo, la esgrimió David Vallmitjana, director comercial de Fondos y Planes del BBVA, en el vídeodebate impulsado por EL PERIÓDICO y BBVA en torno a las organizaciones -y sus respectivos ámbitos sociales- con implantación en Catalunya a las que la entidad bancaria ha destinado una donación de 37.090 euros en el marco de 'Futuro Sostenible'convocatoria que parte de un fondo de inversión con su mismo nombre, el 25% de cuya comisión el banco dedica a proyectos solidarios, y a la que se han presentado 232 candidaturas sociales en busca de financiación en tiempos de pandemia. 

En este caso, las tres organizaciones que pueden invertir la citada ayuda en sus proyectos catalanes son la Associació de Paraplègics i Discapacitats Físics de Lleida (ASPID, la Fundación Pequeño Deseo y la coordinadora Down Catalunya, representadas en la mesa por sus máximas responsables, respectivamente: Bibiana BendichoCristina Cuadrado y Glòria Canals, que concretaron los proyectos a los que destinan los recursos.

Con los fondos, ASPID va a proporcionar, a través de su servicio NeuroLleida, un tratamiento integral de rehabilitación a 25 pacientes que han sufrido un ictus, además de lanzar una campaña de siete sesiones informativas sobre el ictus en Lleida. "La sanidad pública interviene los seis primeros meses tras el ictus, pero luego algunos pacientes dejan de ir a rehabilitación porque no pueden pagarla. Esta subvención es para que puedan acceder a ella gratuitamente", afirmó Bibiana Bendicho, presidenta de la Junta Directiva de ASPID.

"Con esta ayuda, nosotros vamos a hacer realidad los deseos de entre 40 y 60 niños de los hospitales Vall d'Hebron, Can Ruti y Sant Joan de Déu", apuntó Cristina Cuadrado, directora general de la Fundación Pequeño Deseo, dedicada a la salud emocional y anímica de los pequeños con enfermedades crónicas o de mal pronóstico. ¿Deseos como cuál? "Como el de una niña con leucemia que, tras la situación de los mayores durante la pandemia, nos ha pedido pasar un día en una residencia de ancianos", agregó Cuadrado.

Por su parte, Glòria Canals, presidenta de Down Catalunya, explicó que en la entidad usarán la financiación para la elaboración y divulgación de una guía visual, titulada 'No es no', contra la violencia hacia las mujeres con discapacidad intelectual. "Vamos a llevar a cabo un plan de comunicación, con campañas de sensibilización y prevención, que ponga el acento en la doble discriminación de estas personas: por tener Síndrome de Down y por ser mujeres", argumentó Canals, que puso énfasis en la formación de profesionales -especialmente en el ámbito educativo, por la importancia del 'bullying' como origen del acoso- y en la accesibilidad a recursos e información de las personas con discapacidad intelectual, "que muchas veces ni saben qué quiere decir acosoabuso, ni saben diferenciar una agresión sexual".

La repercusión del covid-19

Aunque las tres entidades sociales participantes en el debate aludieron a las dificultades agravadas que ha supuesto el covid-19, fue Cristina Cuadrado, de Pequeño Deseo, quien subrayó con mayor intensidad la repercusión de la pandemia y la consiguiente "inyección" que supone la ayuda en este contexto. "En marzo nos cerraron la entrada de los hospitales, pero nos reorganizamos para ver cómo podíamos mantener el contacto con los niños, aunque sobre todo a ellos, por su vulnerabilidad, pero también a sus familias todo esto les ha afectado mucho.

Además de en el seno de las organizaciones, la crisis sanitaria y de salud pública actual también ha influido en la propia convocatoria 'Futuro Sostenible', tal y como corroboró David Vallmitjana. "Aunque no me atrevo a decir que sea la única causa, la pandemia posiblemente haya ayudado a que se produzca la espectacular cifra de 232 candidaturas", sostuvo Vallmitjana, que especificó que un 50% de las mismas están vinculadas a salud, mayores y dependencia; un 34% a inclusión social; y un 16% a medioambiente.

En tanto que los fondos de la convocatoria provienen de los ahorros de clientesVallmitjana incidió en la posición de la entidad bancaria sobre la llamada Inversión Socialmente Responsable. "Esto no es una moda, sino que ha venido para quedarse; estamos convencidos y cada vez hay más estudios que demuestran que, si incorporas criterios de Inversión Socialmente Responsable, tus decisiones son más completas y se mejora el binomio rentabilidad-riesgo de tus inversiones". 

El complejo papel de las familias

Una valoración sobre la que concurrieron las responsables de las entidades, especialmente Bendicho y Cuadrado, fue la del importante pero complejo papel que juegan las familias, a las que también van dirigidos los proyectos. "También queremos asesorar y prevenir a las familias, a las cuales cuesta mucho la aceptación, sobre todo del ámbito cognitivo, del ictus", señaló Bendicho. "Cuando cumplimos un deseo, el efecto no es solo para el niño, sino también para su familia, con las que tratamos de mantener un contacto estrecho", apostilló Cuadrado. 

Más allá de las familias, y por tal de explicitar la razón de ser de las organizaciones sociales, Glòria Canals, de Down Catalunya, hizo una reflexión sobre el origen de la coordinadora, que agrupa desde 2004 a una decena de entidades que trabajan en el ámbito de la discapacidad intelectual en Catalunya.

"Cuando nuestro interocutor es la Administración, nos dimos cuenta de que si íbamos por separado no nos hacía caso, pero yendo juntas hemos ganado fuerza", concluyó Canals poniendo voz a un sentir compartido por todos los colectivos que integraron el foro.

Te puede interesar

Los tres proyectos catalanes

La convocatoria 'Futuro Sostenible' se enfoca en tres proyectos que ya están en marcha en Catalunya. ASPID, a través de su servicio NeuroLleida, impulsa un tratamiento integral de rehabilitación a 25 pacientes que han sufrido un ictus, además de lanzar una campaña de siete sesiones informativas sobre el ictus en Lleida. En segundo lugar, Fundación Pequeño Deseo tiene previsto cumplir los deseos de medio centenar de niños con enfermedades crónicas o de mal pronóstico en los hospitales Vall d'Hebron, Can Ruti y Sant Joan de Déu. Por último, Down Catalunya lanza una campaña de sensibilización y prevención contra la violencia hacia las mujeres con discapacidad intelectual.

1,2 M € de donaciones sociales

1,2. Son los millones que, en global, ha donado el BBVA para la realización de 27 proyectos de tipo social y medioambiental, a cargo de entidades no lucrativas, a partir del fondo Futuro Sostenible, que cerró el año 2019 con 967 millones de euros de patrimonio. "Debido a la buena acogida que ha tenido el fondo por parte de nuestros clientes, hemos podido organizar este concurso para que las organizaciones nos presenten sus proyectos y opten a recibir la subvención", remarcó David Vallmitjana.

Temas

+Debate