30 nov 2020

Ir a contenido

por incumplir toque de queda

Los Mossos levantan 115 actas en la primera noche de sanciones

Los agentes han cerrado también dos locales que infringían el horario permitido

La policía detuvo a una persona en una concentración contra esta medida en la plaza Sant Jaume de Barcelona

Efe

Control policial para velar por el cumplimiento del toque de queda, en Barcelona.

Control policial para velar por el cumplimiento del toque de queda, en Barcelona. / EFE

Los Mossos d'Esquadra han levantado 115 actas por incumplimiento del "toque de queda" en la primera noche en la que empezaban a sancionar después de que este entrara en vigor el pasado domingo, y han cerrado dos locales que infringían el horario permitido.

Según han informado a Efe fuentes de la policía catalana, la mayor parte de las 115 sanciones impuestas la pasada noche han sido en el área metropolitana de Barcelona y en entornos más urbanos.

En cuanto a la tipología del infractor de este "toque de queda", en vigor desde las 22.00 horas hasta las 06.00 horas, se trata de personas que no han podido aportar una justificación adecuada sobre su presencia en la vía pública y de repartidores de comida.

En este sentido, se recuerda a los ciudadanos que los restaurantes cierran a las 21.00 horas, de manera que los encargos hay que hacerlos con anterioridad.

Además de estas 115 actas, cuyas sanciones pueden oscilar entre los 300 y los 6.000 euros, la policía catalana ha cerrado dos locales esta pasada noche por incumplir el horario permitido.

Por otro lado, y en declaraciones a La 2 de TVE, el comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Eduard Sallent, ha avanzado que se reforzarán los controles policiales el próximo fin de semana coincidiendo con la celebración de la 'castañada', una noche caracterizada por una gran movilidad nocturna.

Sallent, por ello, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a cumplir con las normas contra el coronavirus y a respetar el "toque de queda" decretado por el Govern el pasado domingo, que estará en vigor durante quince días.

Al margen de los controles de los Mossos para velar por el cumplimiento del "toque de queda", la policía catalana detuvo ayer a una persona que participaba en una concentración contra esta medida en la plaza Sant Jaume de Barcelona, acusada de un delito de atentado a agente de la autoridad.