24 nov 2020

Ir a contenido

ENMIENDAS EN EL CONGRESO

La ley de educación incorporará una cuarta opción de bachillerato

Será un modelo mixto y los estudiantes recibirán contenidos combinados de las modalidades actuales

La norma abre la posibilidad a los alumnos de realizar el ciclo formativo en tres años en lugar de dos

Olga Pereda

Alumnos de Bachillerato, estudiando sus asignaturas.

Alumnos de Bachillerato, estudiando sus asignaturas. / JULIO CARBÓ

La futura ley de educación incorporará una nueva modalidad de bachillerato. Ahora mismo hay tres tipos: Humanidades y Ciencias Sociales, Artes y Ciencias (disciplina esta última a la que se añadirá Tecnología). Una vez que la nueva LOMLOE (ley orgánica de mejora de la LOE) entre en vigor habrá un cuarto tipo: el bachillerato general, en el que los estudiantes podrán recibir contenidos combinados de los tres modelos ya vigentes, según ha podido saber este diario. Esta opción pretende retener en los centros educativos a aquellos alumnos y alumnas que aún no tienen clara la trayectoria de especialización. El objetivo es seducirles para que continúen estudiando superando la tradicional dualidad entre las ciencias y las letras. Al igual que las otras tres opciones, el bachillerato general dará acceso a la formación de grado superior, universidad incluida.

Uno de los objetivos que persigue con más ahínco el Ministerio de Educación, y en particular la creación de esta nueva modalidad de bachillerato, es combatir el abandono escolar temprano en España: que se sitúa en el 17% frente al 10% europeo. Aunque el bachillerato no forma parte de la educación obligatoria por ley (que abarca desde los 6 hasta los 16 años), el departamento que dirige Isabel Celaá quiere que el 90% de los alumnos que se gradúan en secundaria continúen formándose en los ciclos posobligatorios, como adelantó la ministra en una reciente entrevista con EL PERIÓDICO

Seducir a los alumnos

Con la meta de seducir más alumnos, la LOMLOE permitirá realizar los estudios de bachillerato -sea la modalidad que sea- en tres años en lugar de los dos actuales. Uno de sus artículos especifica que el Gobierno, previa consulta a las comunidades autónomas, “fijará las condiciones en las que el alumnado pueda realizar el Bachillerato en tres cursos en régimen ordinario, siempre que sus circunstancias personales, permanentes o transitorias, lo aconsejen”. En este caso, las autoridades educativas contemplarán la posibilidad de que el estudiante curse simultáneamente materias de ambos cursos. 

La newsletter para mamás y papás

Olga Pereda te presenta cada semana los contenidos más interesantes de crianza y educación de El Periódico, con especial atención a la vuelta al cole.

Suscríbete

El nuevo tipo de bachillerato se acaba de incorporar al texto legislativo tras una enmienda de ERC, aceptada por el PSOE y Unidas Podemos. La LOMLOE -que sustituirá a la polémica LOMCE, conocida como 'ley Wert' por el apellido del entonces ministro del PP- todavía se está cocinando en el Congreso de los Diputados. Una vez que la ponencia termine su trabajo (se han recibido más de 1.100 enmiendas), la norma pasará al Senado e irá de vuelta a la cámara baja donde será ratificada definitivamente.

Graduado con un solo suspenso

La futura ley de educación -la octava desde los años 70- también tiene por objetivo atajar otro de los grandes problemas en España: la repetición de curso, 28% frente al 11% de la OCDE. Según explicó Celaá, la evaluación colegiada hará que la repetición sea por definición una medida excepcional. "Ahora mismo se abusa de la repetición, que es algo malo para el alumno y para el sistema. La OCDE puso en marcha un estudio en el que se tomó a dos alumnos en igualdad de condiciones. A uno se le dejó repitiendo y el otro promocionó. El resultado fue que el segundo llegó mucho más lejos", subrayó la ministra. En el caso de bachillerato, el alumno podrá graduarse con una asignatura (una sola) suspendida siempre y cuando la junta de evaluación considere que ha adquirido conocimientos suficientes.

La futura norma de educación organizará el bachillerato en asignaturas comunes, de modalidad y optativas. Las materias comunes serán Filosofía, Historia de la Filosofía, Historia de España, Lengua y Literatura Castellana, Lengua cooficial y Literatura (para las autonomías que la tengan), Educación Física y Lengua Extranjera. Las comunidades autónomas ordenarán las materias optativas y los centros concretarán la oferta de estas materias en su proyecto educativo. Los centros tienen que poner a disposición del alumnado todas las asignaturas, que solo dejarán de impartirse cuando no exista demanda suficiente de los estudiantes. En ese caso, queda abierta la posibilidad de que estudiar la materia en otro centro educativo.

La LOMLOE concede más  autonomía curricular a los centros. Además de la flexibilidad, la inclusión y la atención a la diversidad, el espíritu de la ley es modernizar los currículos -actualmente muy sobrecargados- para potenciar el aprendizaje por competencias. El objetivo no es que los estudiantes adquieran conocimientos repetitivos y memorísticos sino conocimientos profundos.

Nuevas vías para el título

La futura ley de educación incluirá nuevas pasarelas que permitirán a los titulados de Formación Profesional de grado medio y a los titulados en enseñanzas artísticas y deportivas obtener el título de bachillerato a través de un esquema de convalidaciones y la superación de determinadas asignaturas. El objetivo es diseñar un bachillerato más abierto al aprendizaje a lo largo de la vida.


La norma -que implica una derogación de la 'ley Wert'- elimina definitivamente las reválidas (habrá evaluaciones de diagnostico en 4º de primaria y en 2º de la ESO) y también los itinerarios, que implicaban a los alumnos decidir en 4º de la ESO su camino escolar en función de las asignaturas. Uno de los puntos más peliagudos con los diputados de de la bancada de la derecha -PP, Ciudadanos y Vox- es en lo que concierne a la enseñanza de la Religión, que se seguirá ofreciendo en las escuelas pero no tendrá una asignatura espejo alternativa y no contará para nota.