BATALLA JUDICIAL

La mujer de Mainat trata que la jueza no le eche de casa

Ángela Dobowolski ha perdido la custodia de sus dos hijos, así como la pensión que le pasaba el productor

La esposa del ex de la Trinca se enfrenta a la posibilidad el domingo de ingresar en prisión por el intento de asesinato

Ángela Drobrowolski, este viernes, saliendo de la Ciutat de la Justícia de Barcelona. / RICARD CUGAT

3
Se lee en minutos
J. G. Albalat
J. G. Albalat

Redactor

Especialista en Judiciales

Escribe desde Barcelona

ver +

Ángela Dobrowolski ha intentado frenar este viernes 'in extremis' el desalojo de la casa que ha compartido durante una década con su marido, el productor de televisión Josep Maria Mainat, presentándose en el juzgado que lleva su procedimieto de divorcio. No solo ha perdido la custodia de los dos hijos pequeños que tiene con el exmiembro de la Trinca (por ahora, de forma provisional) y la cuantiosa pensión que recibía de éste, sino que está a punto de perder el uso de la vivienda del barrio de Horta. La mujer ha asegurado al salir de la Ciutat de la Justícia que no tiene intención de dejar la residencia porque "el día de mañana no podría mirar a mis hijos a los ojos".

La orden de desalojo fue dictada por la jueza hace algunas semanas, a la vez que se dió un plazo a la mujer para que presentara alegaciones, cosa que no hizo. Fuentes judiciales han explicado a EL PERIÓDICO en la actualidad que se está pendiente de ejecutar el desahucio. Esta es la razón por la que se ha presentado Dobrowolski y su nuevo abogado, Jorge Albertini, en el juzgado. El letrado ha anunciado que presentará en los próximos día un escrito para oponerse a la medida. Dos de los argumentos que esgrimirá es que el chalet está a nombre de una sociedad, de la que ella es administradora, y que el desalojo se basa en unas medidas provisionales de un proceso de divorcio que aún se está tramitando.

La batalla judicial entre Dobrowolski y Mainat, cuyo punto álgido es el presunto intento de asesinato por parte de ella, ha derivado en un espectáculo mediático. Esta mañana los dos han acudido, por separado, al juzgado civil que tramita la demanda presentada por Mainat para que su todavía esposa abandone la casa.

Es el preludio de lo que puede pasar este próximo domingo, cuando el juez que se encarga de la investigación por el presunto intento de asesinato interrogue al productor, que asegura que Ángela Dobrowolski pretendió acabar con su vida inyectándole insulina (él es diabético, pero no necesita esta sustancia). El problema es que la insulina no deja rastro, tal y como se ha constado en los análisis que están incorporados en la causa y en los que si figuran señales de otros medicamentos, según fuentes jurídicas.

Velando armas

El magistrado también ha citado para ese mismo domingo a la acusada, que fue detenida por los Mossos d’Esquadra a finales de julio, por si la fiscalía o la acusación particular solicitan alguna medida cautelar contra ella o el ingreso en prisión provisional. En su declaración judicial tras el arresto, Dobrowolski negó la imputación y solo admitió que inyectó la noche del 22 al 23 de junio un complejo vitamínico y una sustancia para adelgazar. A pesar de que ese día el fiscal solicitó la prisión provisional para la mujer del productor, el juez la dejó en libertad, aunque su situación puede cambiar este fin de semana.

Noticias relacionadas

El abogado de ella, Jorge Albertini, y la de él, Olga Tubau, están velando armas para ese asalto, que no será el único por las numerosas denuncias cruzadas de la pareja. Mainat está recogiendo pruebas de la tentativa de asesinato y la defensa está dispuesta a poner sobre la mesa las, según ella, múltiples contradicciones que hay en el proceso.

Mainat también ha acudido a la Ciutat de la Justícia, pero se desconoce el motivo. En la puerta del recinto, el productor ha afirmado que el domingo retificará la versión ofrecida a los Mossos de que su mujer intentó asesinarle. "Tenemos muchas causas cruzadas y voy a cogerme un piso aquí, pero tengo mucha calma interior", explicó ante las cámaras de Tele 5. Admitió que está "agobiado" por lo que se está conviertiendo el caso. Horas después, su todavía mujer, Ángela Dobrowolski, salía por la misma puerta y afirmó que se encontraba bien, pero perpleja de "muchas cosas".