30 nov 2020

Ir a contenido

Madrid prohíbe la actividad social nocturna y vuelve a los cierres por áreas sanitarias

La Comunidad de Madrid veta las reuniones y cierra bares y cines entre las 12 de la noche y las 6 de la mañana

El Gobierno regional aplicará confinamientos en 32 zonas, donde se controlarán las entradas y salidas, a partir del lunes

Patricia Martín

Madrid prohíbe la actividad social entre las 12 de la noche y las 6 de la mañana. Así lo ha explicado Enrique Ruiz Escudero. / EUROPA PRESS / M. FERNÁNDEZ / VÍDEO: EUROPA PRESS

La Comunidad de Madrid paralizará a partir de mañana, cuando decae el estado de alarma, la actividad social entre las 12 de la noche y las seis de la mañana. El Consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha comunicado que en esa franja horaria estarán prohíbidas las reuniones familiares y sociales en ámbitos públicos y privados. No se trata de una recomendación sino de una prohibición que debe ser ratificada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. 

Además, en toda la autonomía, la hostelería, los cines, teatros y establecimientos destinados a espectáculos públicos y actividades recreativas, las residencias universitarias, los colegios mayores, las instalaciones deportivas, parques, jardines y casinos deberán cerrar como máximo a las 00:00 horas y no podrán abrir antes de las 06:00 horas. En el caso de la hostelería y restauración no podrán admitir clientes a partir de las 23.00 horas. 

Y los comercios deberán cerrar sus puertas a las 22 horas, a excepción de aquellos donde se realizan actividades esenciales. Asimismo, como regla general se unifican todos los aforos al 50%, salvo en cines, teatros y terrazas donde permanece el 75%. Además, se prohíbe el consumo en las barras de los bares y restaurantes. Y continua vigente el límite de seis personas como máximo en reuniones por el día y en el desarrollo de cualquier actividad. 

Zonas básicas

Además, la Comunidad vuelve a las polémicas restricciones por áreas sanitarias. Se restringirán las entradas y salidas en 32 zonas, nueve de ellas situadas en Madrid capital y el resto en Collado Villalba, Guadarrama, Majadahonda, Pozuelo de Alarcón, Parla, Colmenar Viejo, Morata de Tajuña, Torrejón de Ardoz, El Boalo, Villarejo de Salvanés y Colmenar de Oreja.

En Madrid capital los distritos afectados son Núñez Morgado (distrito de Charmartín), Guzmán el Bueno (Chamberí), San Andrés, San Cristóbal y El Espinillo (Villaverde); Entrevías, Peña Prieta, Pozo del Tío Raimundo, Alcalá de Guadaíra, Rafael Alberti y Numancia (Puente de Vallecas); Daroca (Ciudad Lineal); Vinateros Torito, Pavones y Vandel (Moratalaz); Puerta del Ángel (Latina); Virgen de Begoña (Fuencarral-El Pardo); e Infanta Mercedes y Villaamil (Tetuán).

Se vuelven a cerrar los parques 

En dichas zonas, no se podrá entrar ni salir salvo para ir a trabajar, a centros educativos, al médico y varias excepciones más. En interior, los ciudadanos pueden desplazarse libremente, salvo por los parques infantiles, que vuelven a cerrarse, pese a que ha sido una medida criticada por médicos y epidemiólogos. Y los aforos y horarios serán iguales a los que entran en vigor el sábado para toda la Comunidad. 

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso vuelve así a implantar los cierres por barrios, con el argumento de que son más efectivos que el decretado por el estado de alarma en Madrid capital y ochos municipios con una población superior a 100.000 habitantes.

Los argumentos 

Según el viceconsejero de Sanidad, Antonio Zapatero, la transmisión "ha mejorado de forma muy notable" en todas las áreas sanitarias con restricciones salvo en una, de ahí que "sigan confiando" en esta medida porque cree que "ha sido muy útil para los madrileños". Por el contrario, según el Gobierno regional, el estado de alarma facilitó un aumento de la movilidad del 11%, al permitir libres movimientos por dentro de todas las ciudades confinadas, por lo que una vez que decaiga el sábado, vuelven los cierres exclusivamente a las áreas con mayor incidencia, que entran en vigor el próximo lunes.

En esta ocasión se han elegido las zonas sanitarias con más de 500 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días.