29 oct 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Moussa Bourekba: "El covid-19 va a fortalecer el concepto de frontera"

"Igual que con la lucha antiterrorista, hay riesgo de que las medidas excepcionales tomadas con motivo de la pandemia se consoliden", afirma el investigador de CIDOB

MONTSERRAT BALDOMÀ

Moussa Bourekba, investigador en CIDOB.

Moussa Bourekba, investigador en CIDOB. / FUNDACIÓ 'LA CAIXA'

Experto en procesos de radicalización y extremismo violento y las estrategias para luchar contra este fenómeno, Moussa Bourekba, investigador de CIDOB  (Barcelona Centre for International Affairs), advierte del riesgo de que, una vez superada la pandemia del covid-19, lo que permanezca en cuarentena sea el Estado de derecho.

-Con el covid-19, el primer mundo se descubrió vulnerable.

-Cuando surgió el virus en China, miramos a ese país con una mezcla de menosprecio y miedo. Y a las pocas semanas, el covid llegó al Viejo Continente y vimos la total impotencia de nuestros gobiernos ante la pandemia. Primero, por la falta de anticipación, y después por la falta de capacidad para dar respuestas adecuadas a la situación. 

-¿La impotencia de la potencia? 

-Bertrand Badie, una eminencia en relaciones internacionales, publicó en el 2004 un libro titulado justamente ‘La impotencia de la potencia’. Y es muy interesante para entender lo que está pasando. Con la pandemia, los países considerados potencias demostraron su impotencia frente al virus. Dicho de otro modo, tenemos armamento y sistemas de defensa modernos, pero nos faltaron guantes, mascarillas y camas de hospital.

-El covid-19 no entiende de fronteras. 

-Así es, y lo que me sorprende es que la gente, empezando por los líderes políticos, usaron el concepto de frontera como si nada. Una de las primeras reacciones fue justamente cerrar fronteras. Y se diseñaron estrategias nacionales para luchar contra el virus, cuando éste nos ha demostrado su carácter global: un abrazo en el carnaval de Venecia puede crear una catástrofe sanitaria en Barcelona. Hay fenómenos, como el cambio climático o la pandemia, que superan las fronteras y, por tanto, hay que abordarlos de forma transnacional, global. Y ahí está la gran paradoja: la actual crisis sanitaria, y la económica que se avecina, fortalecerá más que nunca el concepto de frontera.

-¿Qué lecciones sacamos?

-La primera, que lo que nos amenaza no es necesariamente fruto de la acción de un actor estatal o no estatal; la segunda, que las amenazas son cada vez más globales y se necesitan respuestas globales. Y la tercera es que hemos vuelto a descubrir el papel del Estado para salvaguardar la economía.

-Defiende que la historia de la lucha antiterrorista puede ayudar a visualizar eventuales riesgos de la lucha contra el covid.  

-Al comparar ambos fenómenos me di cuenta de que había unos puntos comunes que señalan algunos riesgos. Desde el 11-S, las medidas que se toman después de un atentado, aunque sean extraordinarias, generalmente acaban manteniéndose en el tiempo. O peor, normalizándose. La ‘Patriot Act’, en EEUU, que empezó como un catálogo de medidas extraordinarias, ha sido prorrogada numerosas veces. El estado de emergencia en Francia tras los atentados del ‘Bataclan’ en el 2015 ahora forma parte de la constitución. El riesgo es que las medidas excepcionales tomadas durante la pandemia se mantengan en el tiempo.

-¿Es un riesgo generalizado o dependerá de los países?

-Nos equivocaríamos si pensáramos que esta deriva solo puede afectar a regímenes autoritarios o democracias poco maduras. Muchos países democráticos han tomado medidas excepcionales, que se justifican por las circunstancias. Eso no lo cuestiono. Lo que cuestiono son los límites que permiten garantizar que las medidas van a ser excepcionales y no permanentes.

-¿Vamos hacia un mundo más seguro pero menos libre?

-Totalmente. Se crea una retórica en la que lo que importa no es la amenaza actual, sino el riesgo de amenaza en un futuro hipotético. Y en nombre de este riesgo, que es una posibilidad, hay que vigilar permanentemente. Estamos normalizando el uso de terribles herramientas que permiten el control y lo hacemos en nombre de la seguridad. Y ahora en nombre de la pandemia.

Un futuro de oportunidades

EL PERIÓDICO y Fundación 'La Caixa' dan voz cada semana a los perfiles sociales, culturales y científicos que con su esfuerzo están creando una sociedad con más oportunidades para todos.