Dos años de búsqueda

Detenido en Barcelona un fugitivo de la mafia calabresa

Es un mando medio de la estructura de narcotráfico de la Ndrangheta, y encargado del cobro con métodos violentos del 10% de interés mensual de préstamos de la organización criminal

Detención en Barcelona de Vittorio Raso, dirigente de la Ndrangheta. / CNP

Se lee en minutos

Agentes expertos en búsqueda de fugitivos del Cuerpo Nacional de Policía han detenido en Barcelona a Vittorio Raso, uno de los dirigentes de la mafia calabresa, o Ndrangheta, más buscados.  

Con la detención, que se produjo a las 19 horas del pasado día 10, culminan dos años de investigación de la Policía en colaboración con la Dirección Central Anticrimen de la policía italiana. Rosso fue localizado en el barrio barcelonés de Diagonal Mar. Las policías española e italiana le habían buscado durante meses en Málaga, donde tenía su cuartel general, pero la Ndrangheta le dio cobertura en la Barcelona, donde Raso y su mafia disponen de una importante infraestructura.

Turinés de 41 años, Vittorio Raso es un vangelo De hecho, sobre Raso pesaba una orden europea de detención interpuesta por Italia por tráfico de estupefacientes, extorsión y pertenencia a organización criminal.

Pero la orden internacional de captura se emitió por su labor de extorsionador. Raso era uno de los encargados del cobro, muchas veces violento, del 10% de interés mensual a aquellas víctimas a las que la mafia calabresa hubiera prestado dinero, generalmente cantidades que oscilan entre los 40.000 y los 50.000 euros.

Dos años de búsqueda

La Policía Nacional ha informado este lunes de que a Raso se le buscaba en España desde octubre de 2018, cuando la policía italiana dio aviso de que este fugitivo de la mafia calabresa podía haberse escondido en algún lugar de la provincia de Málaga. La búsqueda de Raso en esa zona de Andalucía ha permitido corroborar a las fuerzas de seguridad españolas que la mafia calabresa dispone en España de una importante infraestructura.

Cuando lo han capturado, Raso preparaba en Barcelona su salida de España en barco con dirección a Brasil. En julio pasado, la investigación conjunta italoespañola llevó a la capital catalana. La pista que confirmó a los investigadores que se preparaba el viaje al país americano fue la detección de un camión que le llevaba documentación falsa, ya preparada para el trayecto, y una importante cantidad de dinero en efectivo. 

Te puede interesar

La Policía Nacional montó entonces un dispositivo de vigilancia en distintos barios barrios de Barcelona. Cuando fue detenido, Raso mostró a los agentes un documento de identidad falso.

Al tiempo, la Brigada Móvil de Turín detenía a colaboradores de Raso en Italia, a los que han intervenido armamento, 360.000 euros en efectivo y 13 kilos de diversas drogas. La operación policial sigue abierta, tras la pista de más colaboradores del dirigente mafioso capturado.