Cae una red albanesa que cultivaba marihuana en Tarragona

El juez ya ha decretado libertad con cargos para los cuatro detenidos

Los Mossos desmantelaron una nave con más de mil plantas

Los Mossos hallaron 1.200 plantas de marihuana ocultas en una nave en Gimenells (Alt Camp)

Los Mossos hallaron 1.200 plantas de marihuana ocultas en una nave en Gimenells (Alt Camp) / MOSSOS D'ESQUADRA

1
Se lee en minutos
El Periódico

Los Mossos d'Esquadra han detenido a cuatro personas, que ya han quedado en libertad con cargos por orden judicial, en una operación en la que han desarticulado a un grupo especializado en el cultivo intensivo de marihuana, al que han intervenido 1.204 plantas en una nave de Garidells (Alt Camp). Los detenidos integraban una red criminal con plantaciones bajo techo en Cataluña y al aire libre fuera de esta comunidad.

Según ha informado hoy la policía catalana, los cuatro detenidos, todos ellos hombres, de 20, 27, 37 y 40 años de edad, fueron arrestados el pasado martes acusados de los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico. El pasado viernes el juez que instruía el caso les dejó en libertad con cargos.

La investigación contra este grupo arrancó en marzo pasado, cuando los Mossos detectaron a un grupo de personas en Salou (Tarragonès) de los que sospecharon que se podían dedicar al cultivo de marihuana. A lo largo de su investigación, los Mossos comprobaron que los sospechosos, de nacionalidad albanesa, seguían medidas de contravigilancia muy estrictas.

Noticias relacionadas

Los Mossos interceptaron a uno de los miembros de la red en un control policial en Santa Margarida i els Monjos (Alt Penedès), al que intervinieron 4.000 euros y unas 200 semillas para plantar marihuana. Tras meses de investigación, los agentes lograron localizar la nave industrial de Garidells donde la red había instalado su plantación bajo techo, en la que utilizaban una conexión fraudulenta a la red eléctrica.

Una vez detenidos, los Mossos interceptaron una casa en la que vivían los acusados en Salou (Tarragonès), donde encontraron 10.635 euros escondidos en un doble fondo de una maleta, una placa de policía albanesa y documentación. En la nave de Garidells se hallaron con 1.204 plantas de marihuana. La investigación continúa abierta y los Mossos d'Esquadra no descartan más detenciones.