21 oct 2020

Ir a contenido

ARRESTADA POR SEGUNDA VEZ

La mujer de Mainat trató de estafarlo meses después del intento de homicidio

La pareja seguía compartiendo techo después de la primera detención, tras la que Mainat tomó algunas precauciones

Ella intentó cobrar cheques que estaban a nombre del productor de Gestmusic pero este lo descubrió y la denunció por segunda vez

Guillem Sànchez / J. G. Albalat

Josep Maria Mainat y Angela Dobrowolski, en ’El convidat’.

Josep Maria Mainat y Angela Dobrowolski, en ’El convidat’.

Josep Maria Mainat (73 años) y Angela Dobrowolski (37 años) se conocieron en Barcelona, se casaron y en el 2012 fueron padres de una niña y de un niño en el 2016. Mainat tenía ya tres hijos, uno de su primer matrimonio con la actriz Rosa Maria Sardà y dos más con otra mujer con quien el cantante de La Trinca – uno de los fundadores de la poderosa productora Gestmusic– mantuvo una relación que precedió a la actual con Dobrowolski, mujer de origen alemán, de la que preveía divorciarse. En el reparto de bienes que planeaba, sus cinco hijos estaban presentes pero no así Dobrowolski, que lo averiguó e presuntamente intentó acabar con su vida administrándole insulina mientras dormía, la noche del pasado 22 de junio, y evitar así ser excluida de la multimillonaria herencia.

Mainat ingresó en estado grave en el hospital y el informe que elaboraron los médicos, que fue enviado al juzgado de guardia, aventuraba que la crisis diabética podía no ser accidental. Mainat habló con el hijo que tuvo con Sardà de las inyecciones nocturnas de Dobrowolski y este presentó una denuncia a los Mossos. El propio Mainat ratificó la declaración del primogénito y la policía catalana, tras investigar los hechos, detuvo a la mujer. Según fuentes consultadas por EL PERIÓDICO, el 21 de septiembre, Dobrowolski fue arrestada de nuevo. Esta vez por tratar de estafar a Mainat.

Bajo el mismo techo 

El matrimonio siguió compartiendo techo después del episodio de la insulina pero él tomó medidas de seguridad. La denuncia de Mainat, en manos de la Unitat de Investigació de Horta, siguió su curso y los Mossos citaron el 1 de agosto a declarar a Dobrowolski y, tras escucharla, la arrestaron por intentar matar a su marido. Un día después, Dobrowolski salió en libertad con cargos. Y ambos, a cargo de dos niños pequeños, continuaron en el mismo domicilio. 

Según las fuentes consultadas, a principios de septiembre, Dobrowolski, que estudia la carrera de Medicina–lo cual respalda la tesis de que sabía que aquellas inyecciones podían causar la muerte y depende económicamente de Mainat, halló cheques en blanco en el domicilio familiar, los rellenó y quiso cobrarlos en una oficina bancaria. Fueron cantidades menores, de unos tres o cuatro mil euros, que trató de hacer efectivas protegiendo su identidad de forma tosca con una gorra. Mainat lo averiguó y el 14 de septiembre denunció por segunda vez a Dobrowolski, que fue arrestada otra vez por los Mossos una semana después, el 21. Esta segunda denuncia se investiga en un juzgado distinto del que instruye el caso de homicidio en grado de tentativa. Fuentes judiciales han asegurado a este diario que la mujer de Mainat negó en su declaración ante el juez haber suministrado sustancia a su marido actualmente están separados de facto, pero todavía en trámites para el divorcio

Cámaras de vigilancia y citaciones

Al proceso judicial se han incorporado imágenes de las cámaras de vigilancia instaladas en el interior de la vivienda del productor de televisión y en las cuales se aprecia como la noche del 22 de junio Dobrowolski entra hasta en 13 ocasiones a su dormitorio para, supuestamente, inyectarle la insulina. Según fuentes judiciales, no resultará sencillo acreditar que llegara a hacerlo. 

Los Mossos creen que sí lo hizo y que aprovechó que Mainat dormía profundamente para pincharle mientras le tranquilizaba aseverando que se trataba solo de vitaminas y de una sustancia para adelgazar. Al ser diabético, las inyecciones pudieron provocarle un cuadro de hipoglucemia, una bajada de azúcar y la entrada en coma. A pesar de que la fiscalía solicitó el ingreso en prisión de la arrestada, el juez decretó su libertad con cargos.

La investigación judicial está en sus inicios. Por ahora solo cuenta con el completo atestado policial y se está pendiente de que el Juzgado de Instrucción número 32 de Barcelona cite a declarar para los próximos días al mismo Mainat, así como a los médicos que le atendieron en el centro sanitario y a miembros del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) que se presentaron en su domicilio tras ser avisados de que el productor se encontraba mal.