21 oct 2020

Ir a contenido

Un juez investiga a la mujer de Josep Maria Mainat por intentar asesinar a su marido

Angela Dobrowolski descubrió que el fundador de Gestmusic había iniciado los trámites del divorcio, hecho que la dejaba fuera de una multimillonaria herencia

El Periódico

Angela Dobrowolski y Josep Maria Mainat, junto a su hija, en un fotograma del programa ’El convidat’, de TV-3.

Angela Dobrowolski y Josep Maria Mainat, junto a su hija, en un fotograma del programa ’El convidat’, de TV-3.

Un juzgado de Barcelona está investigando a la mujer del exmiembro de La Trinca y fundador de la productora Gestmusic Josep Maria Mainat por el intento de asesinar a su marido al parecer, según publica 'La Vanguardia', para frustrar los trámites del divorcio que la iban a dejar fuera de una multimillonaria herencia. Los Mossos d'Esquadra han confirmado a EL PERIÓDICO que Angela Dobrowolski, de 37 años, fue detenida en junio tras hallar indicios de que intentó matar a Mainat, diabético, suministrándole insulina mientras dormía, hecho que le provocó un coma. Drobowolski quedó en libertad con cargos y con la obligación de presentarse en el juzgado cada semana.

En la investigación, los Mossos concluyen que Dobrowolski planeó con alevosía el intento de asesinato de Mainat, de 72 años. En junio, Dobrowolski accedió a la cuenta de correo de su marido y descubrió que este preparaba los papeles del divorcio. En el testamento de Mainat se especificaba que si el matrimonio se divorciaba o estaba en trámites, ella quedaría excluida de la herencia. Para la policía, este hecho desencadenó el plan criminal de la mujer.

El día elegido fue el 22 de junio. La pareja y sus dos hijos, de 4 y 8 años, cenaron juntos en la casa que compartían, pese a su complicada relación, en el barrio de Sant Gervasi. A la hora de ir a dormir, el productor se fue a su habitación y Dobrowolski y los niños se fueron a otro. Las cámaras de vigilancia de la casa captaron cómo la mujer entró hasta 13 veces en el dormitorio de Mainat.

Según el atestado de los Mossos, Dobrowolski, estudiante del último curso de Medicina, aprovechó que Mainat dormía profundamente para entrar en su dormitorio e inyectarle unas dosis de insulina.  Le dijo al marido que eran vitaminas y una sustancia para adelgazar. Mainat intentó negarse pero al estar dormido no ofreció resistencia. Al ser diabético, las inyecciones le provocaron un cuadro de hipoglucemia, una bajada de azúcar y la entrada en coma.

El glucómetro, pieza clave del caso

Fue clave para la investigación el glucómetro, el aparato que utilizan los diabéticos para medir el nivel de azúcar en sangre. Dobrowolski lo utilizó sin saber que en él quedaban registradas todas las mediciones, por lo que dejó rastró de sus maquinaciones. Desde las 01.20 hasta las 02.41, midió el nivel de azúcar de Mainat en cinco ocasiones. Vio pues que estaba hipoglucémico y que el nivel bajó hasta tal punto que había riesgo de muerte. Pero no hizo nada, solo esperó.

No fue hasta al cabo de 20 minutos que llamó a una ambulancia. La telefonista del SEM le indió que le diera azúcar a su marido pero ella dijo que no había azúcar en la casa, algo que los Mossos descubrieron que era mentira. La ambulancia encontró a Mainat ya en coma. El productor se recuperó al cabo de dos días de ingreso en el hospital. Y la pareja siguió viviendo junta, aunque Mainat extremó las medidas de vigilancia.