21 oct 2020

Ir a contenido

En Lleida

Los cadáveres hallados en Aigüestortes son de los dos médicos del Josep Trueta desaparecidos

El Periódico

Operativo de rescate en el Parque Nacional de Aigüestortes.

Operativo de rescate en el Parque Nacional de Aigüestortes. / BOMBERS

Los Mossos d'Esquadra han confirmado este jueves que los dos cadáveres que han localizado los Bomberos de la Generalitat en una zona periférica del parque nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, en un paraje próximo al lago de Pòdo, en el Vall d'Aran, son los de la joven pareja de médicos residentes del Hospital Josep Trueta de Girona desaparecidos desde hace seis días.

El aviso lo dieron las familias de los jóvenes, ambos de 27 años, después de no haber recibido noticias de ellos desde el pasado viernes, 25 de septiembre. La médica, originaria de Lleida, y el médico, nacido en Sidamon (Pla d’Urgell), eran montañeros experimentados y estaban realizando la ruta de montaña de Carros de Foc, que recorre los refugios del parque nacional de Aigüestortes. Habían dicho a sus familias que su intención era regresar a casa el domingo, 27.

El rastreo por la zona, una de las áreas más agrestes del Pirineo catalán, comenzó en los alrededores del refugio de Colomers, el lugar en el que se alojaron el 25 de septiembre. Allí, a primera hora de la mañana y en vista del cambio de tiempo que se había anunciado para las siguientes horas, comentaron al guarda del establecimiento que iban a intentar regresar lo antes posible al lugar de estacionamiento de su coche, que habían dejado aparcado en el acceso de Espot (Pallars Sobirà).

Sorprendidos

Sin embargo, todo apunta a que el temporal, que durante el viernes y el sábado dejó espesores de nieve de hasta 30 centímetros en algunos puntos de la cordillera, pudo haber sorprendido a la pareja mientras descendía. La búsqueda de los dos desaparecidos, que ha durado cuatro días, se ha extendido por una superficie de 1.500 hectáreas y se ha llevado a cabo siguiendo la técnica de búsqueda con aludes, ya que en la zona había grandes acumulaciones de nieve por las tormentas del fin de semana.

La búsqueda se activó este jueves contrarreloj con 40 efectivos, ante la amenaza de la llegada de un nuevo temporal. La investigación se había centrado las últimas horas en las zonas con más nieve donde se cree que podrían haber buscado cobijo los dos montañeros. Se utilizó la técnica de avalanchas y se delimitaron sectores de actuación más pequeños por tierra con el apoyo de los medios aéreos, en colaboración con un equipo especializado en aludes.

Trabajaron en el dispositivo los Bombers, los Mossos d’Esquadra, la Guardia Civil, los Agents Rurals y los Pompièrs d’Aran.