29 oct 2020

Ir a contenido

medidas preventivas

La Generalitat recomienda no ir a los parques infantiles si hay muchos niños

El Procicat pide que los pequeños vayan acompañados de un solo adulto y que no merienden en el lugar

El Periódico

Una niña juega en un parque del Poblenou de Barcelona, el pasado mes de junio.

Una niña juega en un parque del Poblenou de Barcelona, el pasado mes de junio. / FERRAN NADEU

El pasado lunes, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, explicó que el Ejecutivo catalán se planteaba cerrar parques infantiles si la incidencia del coronavirus no bajaba. Y no por culpa de los niños, sino por las "aglomeraciones" que se producen en estas zonas. Pues bien, este miércoles, apenas dos días después de las declaraciones del mandatario, el Procicat ha colgado un tuit en el que recomienda qué hacer en estos lugares de ocio para los más pequeños de la casa.

Entre los consejos está el de no acceder a un parque si hay muchos niños en ese momento. Además de pedir que se extreme la higiene de manos antes y después de la visita al lugar, se pide evitar que los chicos merienden allí y que vayan acompañados de solo un adulto.

El posible cierre de los parques infantiles es material sensible. Antes abrieron las terrazas de los bares que estos espacios para los niños, los más castigados durante el confinamiento. Grupos de familias exigieron que se desprecintaran las zonas de juegos al aire libre, algo que no estaba previsto en los decretos de desescalada que se iban publicando. Finalmente, en Barcelona se abrieron el 19 de junio. Ya entonces, la alcaldesa, Ada Colau, pidió en un tuit que se evitaran las aglomeraciones en los parques.

En L'Escala han ido más allá de las recomendaciones del Procicat y ha decidido cerrar, a partir de este miércoles y de forma temporal, los parques infantiles del municipio a fin de "minimizar los riesgos de contagio y transmisión del coronavirus". Así lo ha expuesto su alcalde, Victor Puga, a través de su perfil de Facebook.

"Ser coherentes con el esfuerzo de los centros educativos"

Coincidiendo con la vuelta al colegio y las nuevas medidas impuestas a los diferentes centros educativos, el alcalde cree que "no tiene sentido que en el centro se tomen todas las medidas de seguridad y prevención y justo al salir del centro la concentración excesiva de los espacios lúdicos ponga en peligro el trabajo hecho" y es por eso que defiende "ser coherentes con el esfuerzo que hacen de puertas adentro los centros educativos".

En definitiva, se trata de una medida que, según Puga, "prioriza no alterar el correcto funcionamiento del curso escolar y la salud de los trabajadores de los centros y las familias" y pide "comprensión y paciencia" en este contexto de excepción.