27 oct 2020

Ir a contenido

RETORNO A LAS AULAS

"En Madrid han abandonado el sistema educativo a su suerte"

Los sindicatos de enseñanza y las familias critican la nefasta gestión política de la vuelta al cole en la comunidad, cuyo colapso sanitario repercute en las aulas

Olga Pereda

Colegio República de Uruguay en el distrito de Aluche (Madrid), donde han sido aisladas varias aulas por contagios de covid-19.

Colegio República de Uruguay en el distrito de Aluche (Madrid), donde han sido aisladas varias aulas por contagios de covid-19. / DAVID CASTRO

Los coles de Madrid llevan algo más de una semana abiertos. Los padres y las madres esperaban ese momento como agua de mayo, pero los únicos que cruzan contentos la verja de la escuela son los niños y las niñas. El pensamiento mágico -típico de su edad- les hace creer que todo está bien, que todo vuelve a ser como antes de marzo. Juegan con sus amigos y aprenden con sus profesores. Bendita ignorancia. El resto del sistema escolar -docentes, equipos directivos, padres y madres- está tiritando de miedo.

No hay instrucciones claras sanitarias sobre cómo gestionar los casos de covid-19. Salud pública está saturada y nadie puede atender el teléfono. Los ambulatorios están abarrotados y los resultados de una PCR a un alumno se pueden saber en dos días o en 10. Las ratios de muchas clases no han bajado y sigue habiendo 25 chavalillos en un aula. No están todos los profesores de refuerzo y las bajas tardan en cubrirse. Muchos coordinadores escolares de covid-19 son personal sanitario pero otros muchos otros carecen de formación médica más allá del curso teórico de dos horas que han recibido. El panorama es aterrador. Y eso que la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso (PP), prometió a las familias del los alumnos no universitarios de la región (unos 1.200.000) que la vuelta al cole sería un oasis en mitad de la pandemia: segura desde el punto de vista sanitario y ágil desde el punto de vista de la gestión de los casos.

Al contrario de lo que sucede en Catalunya, en Madrid no hay datos diarios de incidencias en colegios relacionadas con el coronavirus. Y mucho menos un listado de los centros afectados. La consejería de Sanidad ofrecerá cifras globales una vez por semana, dentro de la rueda de prensa sobre la situación de la epidemia. El miércoles (16 de septiembre) el número de casos ascendía a 460, una cifra que en términos comparativos es mínima pero que aumenta paulatinamente.

La newsletter para mamás y papás

Olga Pereda te presenta cada semana los contenidos más interesantes de crianza y educación de El Periódico, con especial atención a la vuelta al cole.

Suscríbete

Críticas de los sindicatos

"Han abandonado el sistema educativo a su suerte", critica Isabel Galvín, responsable de enseñanza de CCOO en Madrid, que ya ha denunciado la situación a salud pública y se ha dirigido tanto a Ayuso como a los consejeros de Sanidad y Educación para lanzarles una seria advertencia: la vuelta al cole no va bien y ustedes son los responsables. "Son incapaces de desarrollar el protocolo que ellos mismos aprobaron. No todo Madrid está igual, pero si vives en una zona donde el centro de salud está cerrado o saturado el sistema educativo se resiente", añade Galvín, que explica que el caos impera tanto en la escuela pública como en la concertada y la privada. "Es muy duro, una situación trágica. Estamos asustados, preocupados y desconcertados", continúa la responsable sindical.

"Estamos asustandos, preocupados y desconcertados"

Isabel Galvín

Secretaria general de enseñanaza en CCOO-Madrid

Las decisiones

Ante casos sospechosos o confirmados, la dirección escolar se dirige a salud pública, pero los teléfonos están saturados y es imposible contactar. Galvín destaca que son las propias direcciones escolares las que están tomando decisiones sanitarias que no les corresponde respecto al confinamiento o el cierre de aulas.

Los colegios no son lugares supercontagiadores, pero la comunidad científica lleva mucho tiempo alertando de los elevadísimos niveles de transmisión comunitaria en Madrid, algo que repercute directamente en las escuelas. "En todo el verano no se ha tomado ni una sola medida política para combatir la pandemia. Ni una. Ahora tenemos los que tenemos", concluye Galvín.

Quejas de madres

Al igual que los profesores, las madres y los padres no dan crédito con la caótica vuelta al cole. "Se supone que la Comunidad había contratado a miles de profesores de refuerzo. Pero no han llegado. Hoy han empezado a ir a clase los mayores de primaria (4º, 5º y 6º) y los grupos se han hecho con la misma ratio de antes, unos 25, porque no había docentes para desdoblar las clases", se indigna Yolanda Martínez, madre de una niña escolarizada en 4º de primaria en un cole público de la zona de Retiro. "Mi hijo ha tenido síntomas y decidimos ponernos en contacto con el ambulatorio. Han tardado tres días en darnos cita para la PCR. Y ahora nos dicen que los resultados estarán disponibles 10 días. Debemos estar aislados en casa hasta saber el resultado. Son muchos días y yo también tengo que trabajar, así que, al final, iremos a un laboratorio privado y nos gastaremos más de 100 euros pero lo sabremos en 48 horas", explica la mamá de un niño de 5 años matriculado en un colegio concertado de Chamberí.