27 sep 2020

Ir a contenido

DESAPARECIDA EN OURENSE

Hallado el cuerpo de Nerea Añel, desaparecida la Noche de Reyes

Su madre denunció que sufría adicciones a las drogas desde hace dos años. Fue vista por última vez el pasado mes de enero

Continúan los análisis en el laboratorio de criminalística de la Guardia Civil para determinar la causa de la muerte

Luis Rendueles

Vehículo de la Guardia Civil.

Vehículo de la Guardia Civil.
Alerta de Nerea Añel emitida por Sos Desaparecidos.

/

Dos senderistas encontraron el pasado sábado en el pueblo abandonado de Muíños, en Orense, el cadáver de una mujer. La autopsia y las pruebas de ADN realizadas en el departamento de Criminalística de la Guardia Civil  han revelado que se trata de Nerea Añel, de 27 años, que fue vista por su familia la última vez la pasada Noche de Reyes, según ha sabido EL PERIÓDICO. Continúan los análisis de los restos óseos para tratar de determinar la causa de la muerte. 

Alerta de Nerea Añel difundida por Sos Desaparecidos. / Sos DESAPARECIDOS

La joven, según explicó su madre tras su desaparición, había dejado los estudios y posteriormente trabajó como camarera en varias cafeterías de la ciudad gallega. Según la denuncia, desde hace dos años, Nerea tenía problemas de adicción a las drogas y había cambiado de amistades. La chica se movía últimamente en un círculo dominado por ese ambiente delictivo. Tenía tatuajes en los brazos y un hombro, uno de ellos era un corazón atravesado por un puñal.

La zona donde fue encontrado el cuerpo de la joven, llamada Os Muiños, es una aldea abandonada de A Valenzá, y que es frecuentada por toxicómanos, donde la Guardia Civil había buscado ya en el mes de febrero después de que varios testigos aseguraran haberla visto por las proximidades.

"Mi hija llevaba últimamente unos dos años en un mundo que no era bueno y yo no conozco ese tipo de amistades. Esa clase de gente se calla la boca pero no pudo desaparecer de la noche a la mañana. Mi impresión es que a mi hija la engañaron y se la llevaron, y a lo mejor ahora tiene miedo. O eso o está muerta", indicaba la madre en declaraciones a El Faro de Vigo, en su último intento por encontrarla.