27 sep 2020

Ir a contenido

UNA VUELTA AL COLE COMPLICADA

Una minoría de padres se niega a escolarizar a sus hijos por temor al virus

Los progenitores absentistas saben que la educación es esencial pero están aterrados por los contagios

Se movilizan en la calle y en las redes para exigir bajada de ratios y la contratación de más profesores

Olga Pereda / Julia Camacho

Los padres absentistas han lanzado la campaña ’Cuelga tu mochila’ a modo de protesta

Los padres absentistas han lanzado la campaña ’Cuelga tu mochila’ a modo de protesta / JOSÉ LUIS ROCA

Jorge R. tiene dos hijos. Uno de 5 años y otra de 9. Los dos están en edad obligatoria de escolarización. Jorge y su mujer han determinado -de momento- no llevarles al colegio. Ha sido una de las decisiones más duras de su vida. Están «tristes, preocupados y angustiados». Saben que el mejor lugar para sus hijos es la escuela. Pero no en estas circunstancias. No en plena pandemia. No en una ciudad (Madrid) que tiene los niveles de contagio más altos de Europa. El día antes de que comenzara el curso, Jorge y su mujer escribieron un 'email' al director del centro público donde están matriculados sus hijos. Se sinceraron. Le contaron su desasosiego, le dijeron que, en su opinión, el sistema escolar no está preparado para contener al virus. «Hay muchas probabilidades de contagio y tenemos un miedo insuperable». La respuesta del director les impactó. No hubo reproche ni amenazas, solo unas palabras de ánimo y una frase demoledora: «Os entiendo perfectamente».

Los docentes

Jorge y su mujer no están solos. Hay un movimiento de padres con pavor a escolarizar sus hijos, sobre todo en Madrid y en Andalucía, donde los coles ya llevan varios días abiertos, a diferencia de Catalunya, que lo hace el lunes. Su reivindicación es idéntica en todas las ciudades: las ratios de alumnos por clase siguen siendo altas, las aulas no están acondicionadas para convivir con un virus peligroso y, por más que lo repitan las autoridades, no hay suficiente refuerzo de profesores.

Muchos profesores están también inmersos en la lucha por una vuelta al cole con mayores garantías. Los sindicatos están movilizando a maestros de Madrid, Baleares, Murcia, Euskadi y Galicia para convocar huelgas y exigir clases presenciales seguras. Demandan más medios para afrontar el complicadísimo curso 2020-21. Un ejemplo: el director de un colegio concertado en Madrid envió el jueves a las familias un preocupante 'email' donde explicaba que los fondos de la Comunidad llegaban para contratar más profesores en infantil y primaria, pero no en secundaria. Concluía el correo con una frase demoledora: «Toda la ayuda adicional recibida por parte de la Comunidad son cinco litros de gel hidroalcohólico y una caja de mascarillas». 

"Esto es una ruleta rusa y yo no quiero jugar con la salud de mi familia"

Jorge R.

Padre de dos niños de 5 y 9 años

La ministra de Educación, Isabel Celaá, asegura que el inicio del curso se ha desarrollado de forma correcta y que las familias absentistas son una minoría. Lo son, efectivamente. «Esos padres y madres tienen todo el derecho del mundo a recibir la información que precisen. Para nosotros, la salud es prioritaria», subraya la ministra, que defiende a capa y espada la vuelta a la docencia presencial porque el beneficio de la educación es «muy superior a los posibles riesgos». De momento, el ministerio recuerda que hay 30.000 centros educativos en España y que -de momento- solo se han contabilizado 53 «incidencias», que abarcan desde casos positivos hasta cierre temporal de aulas, retrasos en el inicio del curso por falta de personal y cuarentenas preventivas. A todas luces, la cifra del Gobierno puede quedarse corta porque solo en Euskadi se han registrado incidencias en 30 colegios, según informó el sábado el consejero de Educación.

La newsletter para mamás y papás

Olga Pereda te presenta cada semana los contenidos más interesantes de crianza y educación de El Periódico, con especial atención a la vuelta al cole.

Suscríbete

«Esto es una ruleta rusa y yo no quiero jugar con la salud de mi familia. ¿Qué pasa si te tocan a ti las papeletas? En tu casa será un drama familiar, pero para las autoridades solo serás una estadística, un número», subraya Jorge. «El otro día hablamos con el pediatra de los niños por una revisión médica. Le contamos nuestra decisión de no llevarles al cole y nos contestó que es lo mejor que podíamos hacer», explica.

Protestas en Andalucía

En Andalucía, las familias absentistas se están movilizando en la calle, con protestas a las puertas de los coles para pedir una bajada de ratios, que sigue estancada en 25 alumnos en infantil y de 30 a 35 en secundaria. Han extendido su protesta a las redes, donde han lanzando la campaña #CuelgaTuMochila. «Los niños necesitan aprender y socializar, pero ¿qué primamos, la salud o la educación? ¿Que enferme o que aprenda a restar? Estamos en una pandemia, la gente se muere», explica Ángeles B., madre de dos niños que van a 2º y 3º de primaria en una escuela pública de Sevilla. «No entiendo por qué la Junta de Andalucía no ha contratado a los profesores que harían falta para tener clases con menos chavales. Además, hay enfermera responsable de covid-19, sí, pero es la misma para varios centros. No voy a consentir que me digan que soy una irresponsable porque no mando a los niños a la escuela». 

"¿Qué primamos, que los niños enfermen o que aprendan a restar? No consiento que me llamen irresponsable"

Ángeles B.

Madre de dos niños de 2º y 3º de primaria

Además de padre de una niña de 5 años, el malagueño Antonio Rivera es sanitario y ha estado en primera línea de batalla anti-covid. "Una de las medidas más importantes para combatir el virus es la distancia social. Y en el cole no se cumple. Los profesores tienen las pruebas PCR hechas, pero no es el caso de los monitores. He intentado contactar con la empresa que lleva el catering escolar y no he tenido respuesta. Mi hija tiene que quedarse a comer por nuestros horarios laborales, pero yo no puedo dejarla en un sitio donde no sé el estado de salud de la gente que está con ella".

Consulta con abogados

Algunas familias han acudido a despachos de abogados para informarse de las posibles consecuencias de no escolarizar a sus hijos por miedo al contagio de covid-19. Muchos centros educativos han recordado a los padres que la educación en España es obligatoria desde los 6 hasta los 16 años. Y que si el absentismo perdura sin motivo justificado -como puede ser una enfermedad del niño o la convivencia con un familiar de alto riesgo- informarán de ello a las autoridades educativas autonómicas. La Fiscalía General del Estado emitió un comunicado en el que dejaba claro que actuarían legalmente contra los padres absentistas. Días más tarde, el consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Enrique López, rebajó la tensión y aseguró que los padres debían tener miedo al virus, pero no al código penal. Por su parte, el Ministerio de Educación ha encargado un informe jurídico para ver cómo actuar con el absentismo.