26 oct 2020

Ir a contenido

Francia decide reducir a la mitad el periodo de cuarentena

Los equipos de rastreo serán reforzados con 2.000 nuevos efectivos

El perfil de las personas en reanimación es el mismo que en marzo

Irene Casado Sánchez

Dos mujeres con mascarilla pasean por el centro de París, este viernes.

Dos mujeres con mascarilla pasean por el centro de París, este viernes. / AP / FRANÇOIS MORI

Con 10.000 nuevos casos confirmados en las últimas 24 horas, la cifra más elevada desde el inicio de la pandemia, Emmanuel Macron reunió este viernes a su Consejo de Defensa para analizar la situación y establecer la hoja de ruta de las próximas semanas. Descartado el confinamiento, la promoción de los gestos barrera, el refuerzo de los equipos de rastreo de posibles contagios y la reducción del periodo de cuarentena, son las principales medidas anunciadas por el primer ministro, Jean Castex.

“El virus estará aquí por unos meses más y debemos arreglárnoslas para vivir con él sin ser arrastrados por una lógica de confinamiento generalizado”, explicó el jefe del Ejecutivo. En este contexto, la cuarentena, una de las medidas de prevención más extendidas y la más difícil de conciliar con el mundo laboral, pasará de 14 a 7 días. “Es decir, el tiempo durante el cual existe un riesgo real de contagio”, explicó Castex.

Aumentan los contagios entre las personas mayores

La reducción del periodo de aislamiento obligatorio irá acompañado de un refuerzo de los controles para asegurar su estricto cumplimiento. También se reforzarán los equipos de rastreo con 2.000 nuevos efectivos al servicio de las Agencias Regionales de Salud.

Francia no sólo se enfrenta a la multiplicación de los contagios, sino también al aumento de hospitalizaciones y de pacientes en cuidados intensivos. “Las personas en reanimación son las mismas que en marzo. Todos los indicios indican hoy que el virus no ha disminuido […] y la proporción de contagios entre las personas mayores es hoy muy alta”, alertó el primer ministro.

Sentido de responsabilidad

El número de departamentos clasificados como “zonas rojas”, es decir, donde el virus circula de forma activa, pasó este viernes de 28 a 42. Esta etiqueta permite a las prefecturas reforzar las medidas sanitarias o decretar nuevas restricciones en función de la virulencia del rebrote en cada región.

“La solución más simple y la menos restrictiva” para convivir con el virus y evitar un futuro confinamiento es “aplicar escrupulosamente los gestos barrera”, recordó el primer ministro, instando a sus conciudadanos a demostrar su “sentido de responsabilidad”, y pidiendo a los más mayores “una prudencia máxima en el día a día”.