fauna amenazada

Nacen 25 tortugas en la concurrida playa de la Mar Bella de Barcelona

Los animales, los primeros de un nido de 60 huevos, se han llevado al CRAM

Esta madrugada 5 tortugas marinas del nido de Barcelona han nacido y se está a la espera de que en las próximas noches nazcan más crías. / CRAM

2
Se lee en minutos
El Periódico

Los huevos de tortuga boba ('Caretta caretta') depositados a mediados de julio en la playa de la Mar Bella de Barcelona han empezado a eclosionar. Veinticinco crías de un primer nido han ido naciendo desde la madrugada del viernes, y se espera que durante las próximas noches lo hagan las de los 35 huevos restantes, han informado este viernes la Conselleria de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat y el ayuntamiento de la capital catalana. Los nidos han estado vigilados por voluntarios desde que fueron localizados en esta popular playa barcelonesa.

Fueron ellos quienes dieron de madrugada el primer aviso del nacimiento de las cinco primeras crías. Una vez recibida la alerta del vigilante del nido, personal técnico, investigador, veterinario y científico de la Fundación CRAM y de la Universitat de Vic (UVic-UCC), "se desplazaron para evaluar el estado de los animales para medir el peso", las condiciones de movilidad y el estado de formación del caparazón. Durante la exploración, los expertos detectaron cuatro malformaciones normales cuando la incubación es más rápida de lo habitual, con una eclosión a los 46 días, debido a las altas temperaturas, por lo que se han trasladado las cinco crías a las instalaciones de la Fundación CRAM, en El Prat de Llobregat.

Primera vez en Barcelona 

A lo largo del día eclosionaron otra veintena de huevos. Territori subrayó que "se trata de la primera vez que una tortuga boba hace nido en la playa en Barcelona, y también va a ser el primero de los cuatro nidos localizados este año en Catalunya desde que el pasado 1 de junio, empezó la temporada de nidificación".

Noticias relacionadas

El  nido que ahora ha empezado a eclosionar se localizó la noche del 15 al 16 de julio, después de que el día  anterior diversas personas vieran a una tortuga por la zona, por lo que los técnicos de la Red de Rescate de Fauna Marina de la Generalitat y la Fundación CRAM, "evaluaron las condiciones del nido y lo abrieron para trasladar 17 de los 77 huevos". Los 60 restantes se dejaron depositados en la misma playa. En seguida surgieron voluntarios para encargarse de las tareas de vigilancia de los nidos de tortugas.

En los últimos años, posiblemente como consecuencia de la subida de temperaturas, no es extraño que las tortugas bobas o careta hagan nido en playas del litoral catalán.

Temas

Playas