la crisis del covid-19

La jefa de epidemiología del Vall d'Hebron: "Hay margen antes del confinamiento"

Magda Campins afirma que la situación sanitaria está "muy lejos" de la vivida en los meses de marzo y abril

La jefa de epidemiología del Vall d’Hebron, Magda Campins, el pasado 2 de julio 

La jefa de epidemiología del Vall d’Hebron, Magda Campins, el pasado 2 de julio  / MARTA PÉREZ (EFE)

2
Se lee en minutos
Efe

La jefa de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Vall d'Hebron, Magda Campins, ha afirmado que la situación sanitaria está "muy lejos" de la vivida en los meses de marzo y abril y que todavía "hay margen" antes de aplicar medidas más estrictas como el confinamiento total de la población.

"Estamos lejos de la situación de marzo y abril pero tenemos un número de pacientes ingresados alto y tenemos un número de pacientes en la UCI no alto pero que preocupa", ha afirmado este jueves en declaraciones a Catalunya Ràdio. Campins ha detallado que el número de pacientes con coronavirus ingresados en las ucis del Estado se sitúa alrededor de los 600, 130 de ellos en Catalunya. Por ello, ha afirmado que "hay margen" y que lo que obligaría a hacer medidas de confinamiento estricto es "que hubiese riesgo de colapso sanitario" y que la capacidad de las ucis estuviese tensionada.

La jefa de Epidemiología del Vall d'Hebron también ha calificado de "lamentable" que a falta de 15 días para la apertura de las escuelas todavía se estén discutiendo las medidas para el inicio de curso por parte de las administraciones. "Se tendría que haber hecho antes", ha dicho Campins, que ha señalado que espera saber "cuáles son" estas medidas y que haya manera para seguirlas "a rajatabla".

Asimismo, ha señalado que comparte "plenamente" el posicionamiento del secretario de Salut Pública del Govern, Josep Maria Argimon, sobre los permisos retribuidos para los padres que tengan hijos en cuarentena y no bajas médicas: "La baja laboral es un acto médico". 

Fiestas multitudinarias

Campins se ha mostrado partidaria de trasladar mensajes sobre la pandemia que lleguen más a los jóvenes para evitar fiestas multitudinarias y sin mascarilla como la ocurrida en Queixans (Cerdanya) o, si no se consigue, "más mano dura". Según adelantó ayer el diario 'El País', cerca de 300 jóvenes participaron el sábado en una fiesta en un conocido restaurante de Queixans, sin respetar la distancia de seguridad, sin mascarilla y cantando canciones abrazados entre si.

Noticias relacionadas

  "Lo encuentro lamentable. No sólo las imágenes de Queixans, sino muchas de las imágenes que hemos visto en verano en muchos entornos. No hemos sabido concienciar suficientemente a la población joven, sobretodo, de que estas cosas no se pueden hacer porque ponen en riesgo a la gente mayor y también a ellos mismos", ha afirmado. Imágenes como esta, ha dicho Campins, "no se pueden permitir" porque Catalunya está "en una situación muy preocupante en estos momentos".