sucesos

Concentración ilegal de más de 150 vehículos en un polígono industrial de Zaragoza

Cerca de 200 jóvenes han sido propuestos para sanción por participar en este acto incumplimiento la obligación de no superar reuniones en espacio público de más de 10 personas

Imagen aérea de la concentración ilegal. 

Imagen aérea de la concentración ilegal.  / GUARDIA CIVIL

Se lee en minutos

El Periódico

La Guardia Civil disolvió la madrugada del pasado sábado una concentración ilegal de más de 150 vehículos en un polígono industrial de Zaragoza. La concentración se produjo pasada la media noche del viernes al sábado 22 de agosto cuando, en cuestión de minutos se concentraron más de 150 vehículos en el polígono industrial Empresarium.

Cerca de 200 jóvenes han sido propuestos para sanción por participar en una concentración ilegal e incumplimiento de superar reuniones en espacio público de más de 10 personas.

En las calles del polígono podían apreciarse marcas de neumáticos que se correspondían a posibles derrapes, frenadas y trompos de turismos.

La actuación de la Guardia Civil, que contó con la colaboración de Policía Local de la capital aragonesa, permitió que no llegasen a concentrarse más vehículos en dicha zona, turismos se aproximaban al lugar y al percatarse daban la vuelta para abandonar el polígono a gran velocidad.

Durante la actuación se identificaron a más de 300 personas, de las que casi 200 jóvenes fueron propuestos para sanción por participar en una concentración ilegal, no comunicada a Delegación de Gobierno, así como por incumplimiento de superar reuniones en espacio público de más de 10 personas. 

Los jóvenes que no portaban mascarilla durante su estancia en el lugar, al observar la llegada de los agentes hicieron uso de ella de manera inmediata.

Noticias relacionadas

Además se contó con la presencia de perros especialistas en detección de drogas, interponiéndose una denuncia por tenencia de drogas y se realizaron pruebas de alcoholemia, todas ellas negativas. 

El dispositivo establecido, en el que participaron agentes de seguridad ciudadana y Núcleo de Reserva de la Guardia Civil de Casetas, Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia (USECIC), Servicio Cinológico y agentes de Policía Local de Zaragoza, permitió que la concentración se disolviera de forma ordenada y sin ningún tipo de altercado.