26 oct 2020

Ir a contenido

COMUNICACIÓN TRANSVERSAL

'Influencers': arma contra el virus y gasolina para el virus

Las celebridades de internet podrían ayudar a concienciar a la juventud sobre las medidas de prevención frente al covid-19, pero también las hay actúan en sentido contrario

Valentina Raffio

Las ’influencers’ Dulceida, Laura Escanes, Patry Jordan y María Herrejón posando con mascarillas, en unas imágenes subidas a sus respectivos Instagrams.

Las ’influencers’ Dulceida, Laura Escanes, Patry Jordan y María Herrejón posando con mascarillas, en unas imágenes subidas a sus respectivos Instagrams.

La incidencia del virus sigue aumentando en España. Sobre todo entre los jóvenes de entre 15 y 29 años; el colectivo que más casos acumula desde principios de mayo y que hoy por hoy ya suma más de 24.000 positivos. La clave para frenar los contagios de covid-19 está en las medidas de prevención. Y la manera de conseguir que la gente siga las nuevas normas es dando ejemplo. De ahí que el jueves Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, pidiera ayuda a los 'influencers' para "controlar la epidemia" tras admitir que no se ha sabido concienciar a la juventud. En seis meses.

La idea es que las personas que ya se han labrado una credibilidad en redes sociales, y que cuentan con un altavoz que les conecta directamente con miles de personas, aprovechen su popularidad para difundir mensajes de prevención frente al virus. Porque, tal y como reprochan sociólogos y pedagogos, hasta ahora las restricciones se han implantado a base de multas. Y no de didáctica. Así que ahora toca "ir más allá de la comunicación desde los expertos hacia el público y buscar un diálogo más horizontal". Y es aquí donde entrarían en juego los 'influencers'.

"Soy totalmente consciente de la responsabilidad que tenemos las personas que tenemos muchos seguidores. Por eso utilizo mi altavoz con mucha responsabilidad, compartiendo datos contrastados y fuentes oficiales", comenta 'La vecina rubia', una 'influencer' anónima que acumula unos cinco millones de seguidores en redes sociales. En sus cuentas, de hecho, la joven lleva meses compartiendo información sobre la evolución del virus, iniciativas solidarias y mensajes de humor y ánimos para hacer frente a la situación. Y ahora, ante el llamamiento a los 'influencers', extiende su mensaje y pide "llenar las redes de responsabilidad".

 

Mascarillas en la red

Este tipo de mensajes, lanzados desde las redes sociales, resultan particularmente importante para una generación que se ha criado en estos entornos digitales. Y que, además, está desconectada de los medios de comunicación tradicionales como la televisión, la radio o los periódicos. Así que es ahí, en Instagram, Twitter y TikTok donde hay que redirigir los mensajes de responsabilidad individual y colectiva. Por ejemplo, mostrando que el uso de las mascarillas forma parte de las nuevas rutinas. O que las actividades de ocio pueden adaptarse a las circunstancias, con gestos tan sencillos como mantener la distancia interpersonal.

A lo largo de estos meses, son muchas las 'estrellas de la red' que han prestado su altavoz para hablar de la prevención frente al virus. Divulgadoras científicas como Gemma del Caño (@farmagemma) y Marián García (@boticariagarcia) han explicado con paciencia, humor y cercanía todo lo que hay que saber sobre el correcto uso de las mascarillas. O sobre cómo evitar situaciones de riesgo en diferentes escenarios de esta 'nueva normalidad'.

Más allá de la teoría, son muchos los 'influencers' que han compartido imágenes utilizando mascarillasBillie Eilish, que ya por enero desfiló por la alfombra de los Grammys con una versión de esta prenda, ha mostrado a sus seguidores que utiliza mascarilla hasta para posar con su cachorro. Bad Bunny ha protagonizado una portada de la revista 'Rolling Stone' en mascarilla. Los jugadores del Barça han compartido selfis vistiendo con esta prenda. Y las hermanas Kardashian han lanzado su propia línea de tapabocas sanitarios dentro de su marca de productos de moda. 

En España, blogueras como DulceidaLaura Escanes o Patry Jordan han compartido en sus redes sociales varias fotografías utilizando mascarilla. 'Influencers' como María Herrejón, con cientos de miles de jóvenes seguidores, han utilizado su plataforma para resaltar la importancia de utilizar bien esta prenda. "Sí, hace calor, no, no son lo más cómodo del mundo, [...] pero por favor no cuesta nada ponerse las mascarillas bien y protegernos como toca", destaca la joven en uno de sus posts.

La presencia de mascarillas en redes sociales como Instagram se ha incrementando exponencialmente desde marzo hasta ahora, según señala un reciente estudio 'Heuretics', plataforma dedicada al análisis de redes sociales. En China y Japón ya hay alrededor de un 4,5% de publicaciones en las que se muestran mascarillas. En Europa, en cambio, esta cifra se sitúa alrededor del 2,5%. Según sugiere el análisis, los usuarios que más comparten este tipo de contenidos son los que tienen menos de 1.000 seguidores. Los más 'influyentes', en cambio, tienden a resistirse más a compartir imágenes con mascarilla. Aunque esta tendencia podría cambiar ahora que muchas marcas de moda promocionan los tapabocas dentro de sus tendencias de la nueva temporada.

¿Mensajes fiables?

¿Son entonces los 'influencers' la clave para frenar la pandemia? Depende. El problema, en este caso, está en que tener un altavoz no garantiza que el mensaje que se difunda vaya a ser el correcto. De hecho, son muchos los 'influencers' que en estos meses han difundido información falsa sobre el virus, su cura y sus efectos. O que han promovido abiertamente la transgresión a las medidas impuestas para frenar los contagios. 

Allá por marzo, por ejemplo, una conocida bloguera española afirmó ante sus miles de seguidores que tomar bebidas calientes mata el virus. Más recientemente, una célebre tatuadora ha utilizado sus redes para negar la existencia del virus (y, ya de paso, defender que la Tierra es plana). En Estados Unidos, 60 de los 'influencers' más populares del momento se reunieron recientemente para celebrar una fiesta multitudinaria, en una pista de baile abarrotada sin distancia ni mascarilla.

Confiar en las celebridades de la red para hablar de prevención podría convertirse en un arma de doble filo. Los famosos pueden utilizar su altavoz como arma contra el virus, pero también como gasolina. La clave, pues, no estaría tanto en confiar en los 'influencers', sino en difundir mensajes fiables.