21 oct 2020

Ir a contenido

Bélgica decreta la vuelta al cole en septiembre con mascarilla

Los profesores y los alumnos mayores de 12 años estarán obligados a llevarla

El Periódico

Estudiantes belgas, en una escuela de Bruselas tras su reapertura, en mayo, después del confinamiento.

Estudiantes belgas, en una escuela de Bruselas tras su reapertura, en mayo, después del confinamiento. / YVES HERMAN (REUTERS)

El Gobierno de Bélgica ha anunciado este jueves tras la reunión del Consejo Nacional de Seguridad la vuelta presencial a las clases para todos los niveles de educación, aunque con medidas de seguridad especiales por el coronavirus, como el uso de mascarilla obligatoria.

Según ha explicado en rueda de prensa la primera ministra belga, Sophie Wilmes, en los centros de enseñanza se aplicará un código de colores que irá aparejado a distintas medidas de seguridad. El curso comenzará en el mes de septiembre en el nivel amarillo, en una escala que va desde el verde, al rojo, pasando por amarillo y naranja.

Clases presenciales cinco días a la semana

Esto significa el regreso a las aulas será presencial y cinco días a la semana, pero los alumnos mayores de 12 años y los profesores deberán llevar mascarilla obligatoria. En los lugares en los que se registre un incremento sostenido de la incidencia del virus, los centros educativos podrán cambiar el código de colores y, por tanto, el protocolo de seguridad.

"Es esencial garantizar que nuestros niños puedan volver al colegio con toda la seguridad", ha defendido la 'premier' belga, quien ha explicado que la escala de colores ha sido pactada entre el Ejecutivo federal, los regionales y el sector de la enseñanza.

El número de hospitalizaciones, al alza

"Hemos hecho un esfuerzo y debemos seguir, tenemos que mantenernos vigilantes. La situación no es dramática, ni tampoco perfecta", ha señalado Wilmes. Aunque ha admitido la tendencia al alza en el número de hospitalizaciones, ha indicado que la situación no es comparable a los registros de la primavera, durante la primera expansión del virus.

En cuanto a las medidas sociales, se mantendrá vigente en Bélgica la limitación de contacto a cinco personas durante todo el mes de septiembre. Como novedades, será posible hacer compras en grupos de dos personas y los aforos para eventos pasarán a ser de 200 personas en el interior y de 400 en el exterior, mientras que para funerales se fija en 50 personas. En todos los casos la mascarilla será de uso obligatorio.

Tasa de reproducción del virus el 0,9

Sobre la posibilidad de viajar, Wilmes ha indicado que la obligación de guardar cuarentena se mantendrá para las personas que regresen de regiones que se encuentren en la lista 'roja', aunque el Gobierno facilitará que las parejas separadas por la pandemia puedan reencontrarse.

El país registra una tasa de reproducción del virus del 0,9, una cifra a la baja después de las últimas restricciones. La primera ministra ha dicho entender el miedo de los ciudadanos a ver restringida su libertad, pero ha advertido de que se podría llegar a una situación "dramática" si no se respetan las normas.