25 oct 2020

Ir a contenido

EN MADRID

Los conspiranoicos del virus se manifiestan en Madrid sin mascarilla ni distancia

La concentración clama que la pandemia es una farsa y que forma parte de una supuesta conspiración mundial

La Organización Médica Colegial tacha la iniciativa de "atentado grave contra la salud pública"

El Periódico

Unas 2.500 personas, según la Policía, se han concentrado este domingo en la plaza de Colón, en Madrid, en contra del uso obligatorio de mascarillas y de otras medidas implantadas por el Gobierno para hacer frente al coronavirus. / EFE VÍDEO

Teóricos de la conspiración, negacionistas de la pandemia, antivacunas y defensores de pseudoterapias se han reunido este domingo en Madrid para clamar contra "la farsa de la pandemia". La concentración, convocada para protestar contra "el bozal", ha reunido a cientos de personas en una plaza de Colón abarrotada de gente y en la que apenas se han visto mascarillas colocadas sobre el rostro. 

El gentío ha coreado varios cánticos contra la pandemia. "¡El virus no existe! ¡Los hospitales están vacíos!", han gritado unos. "Lo que mata es el 5G", han chillado otros. En las pancartas se han leído lemas contra las vacunas, supuestamente diseñadas por Bill Gates para implantar microchips en la población para lograr el control mental de las masas. Y otros lemas a favor del derecho a beber clorito sódico, un derivado de la lejía utilizado como desinfectante y propuesto desde algunos círculos como una cura para todo tipo de afecciones, covid-19 incluido.

La protesta ha sido convocada por un grupo de autodenominados 'héroes del planeta' para protestar "contra los psicópatas de la nueva a-normalidad y sus secuaces del negocio del miedo". Nombres conocidos como Miguel Bosé y Enrique de Vicente, de Cuarto Milenio, han dado difusión al evento y al largo argumentario pseudocientífico que ha protagonizado la concentración.

Agentes de la Policía Nacional se han personado en la entrada de la plaza pidiendo a los asistentes que se pusieran la mascarilla, conforme la normativa vigente en la Comunidad de Madrid. Pero una vez dentro, fueron muchos los que se despojaron de su tapabocas al grito de "Bote, bote, bote, aquí no hay rebrote".

"Atentado contra la salud pública"

La iniciativa ha despertado indignación y rabia entre los sanitarios que han luchado en primera línea contra el virus. En redes sociales, muchos han mostrado su frustración ante estos mensajes. “Soy enfermera y de grupo riesgo como paciente crónica de cáncer. Durante la pandemia a muchos de vuestros amigos y familiares les he cuidado con todo mi cariño y profesionalidad y también han fallecido entre mis manos y he llorado por ellos. Esto no es justo”, comenta una sanitaria en Twitter.

"Los últimos seis meses han sido los peores de mi vida. Hemos tenido que contener las lágrimas y el miedo detrás de una mascarilla, hemos vivido pesadilla tras pesadilla. Hemos curado, hemos acompañado y hemos tenido que consolar mucho. Duele que nos traten así, egoísmo puro", añade otro sanitario en un mensaje.

 

La Organización Médica Colegial también ha mostrado su desacuerdo con la protesta, así como su "preocupación por la proliferación de casos de pacientes que han sufrido graves perjuicios en su salud como consecuencia de las pseudociencias o pseudoterapias". En un comunicado emitido antes del encuentro, la entidad había pedido que "se activen los mecanismos necesarios en para impedir esta concentración que puede significar un atentado grave contra la salud pública".