28 nov 2020

Ir a contenido

PAÍS AISLADO

Italia apuntilla al sector turístico español

El país exige desde este jueves una prueba PCR negativa a los viajeros procedentes de España

Solo seis países europeos mantienen de momento la libertad total para viajeros procedentes de España

Luis Rendueles

Caos en Italia para hacer los test a quienes regresan de otros países. En la foto, control de temperatura a una pasajera en el aeropuerto de Fiumicino, en Roma. / EFE / TELENEWS / VÍDEO: EFE

Italia se ha sumado este jueves a los numerosos países que imponen restricciones a quienes lleguen desde España, en concreto les exige un test PCR. El ministro de Sanidad italiano, Roberto Speranza, anunció la medida: los viajeros deberán mostrar un test negativo realizado en las 72 horas antes de su llegada o, de lo contrario, deberán someterse a una prueba en las 48 horas siguientes. Los exámenes médicos podrán hacerse en puertos, aeropuertos y estaciones de tren. Si el viajero da negativo, no deberá someterse a cuarentena.

Solo seis países europeos mantienen de momento la libertad total de circulación para los turistas españoles: Portugal, Polonia, Rumanía, Suecia, Luxemburgo y Francia. El país galo sí ha recomendado a sus ciudadanos que no visiten Aragón ni Catalunya y que se hagan una PCR de forma voluntaria si han estado en España. 

La decisión de Italia supone otro duro golpe para el sector turístico. Italia fue el quinto país de procedencia de turistas que llegaron a España el pasado año. Según datos del INE, lo hicieron más de cuatro millones y medio de italianos. En algunas regiones italianas, como Apulia y Sicilia, los residentes que regresen tras hacer turismo en España serán sometidos incluso a cuarentena.

Italia ha adoptado las mismas medidas que otros países de destino para el turismo español. Grecia ya ha anunciado que a partir del día 17 de agosto exigirá también una prueba negativa de coronavirus para quienes lleguen desde España. También lo han aplicado ya Dinamarca, Islandia, Turquía, Tanzania y República Dominicana, entre muchos otros.

Más restricciones han impuesto ya Reino Unido, el primero en decretar cuarentena para viajeros procedentes de toda España. Lituania, Estonia y Letonia también han tomado esa medida al haber superado España el índice de contagios que esos países establecen como límite. Alemania exige también pruebas PCR y cuarentena pero solo para los viajeros procedentes de Aragón, Catalunya, Navarra, Madrid y País VascoEslovenia acaba de aprobar también una cuarentena para los viajeros llegados de las tres primeras comunidades.

Otra lista enorme de países ha prohibido directamente la llegada de viajeros procedentes de España: Estados Unidos, Canadá, Australia, China, Japón, casi toda Latinoamérica (Chile, Argentina, Brasil, Cuba, Colombia...)

La newsletter del director

Recibe en tu correo el análisis de la jornada de la mano del director de elPeriódico.com, Albert Sáez. 

Suscríbete

El sector turístico español queda muy dañado. Martí Sarrate, presidente de la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes (ACAVE), explicó a EL PERIÓDICO que las previsiones son que los ingresos por turismo caigan este año "como mínimo un 80%" en España. Traducido, pasaríamos de 83,7 millones de visitantes en el 2019 a apenas 17 millones este año.

Puerta de embarque para una segura odisea

La precipitada orden del Ministerio de Sanidad italiano ha dejado tocadas de muerte las vacaciones de centenares de españoles. La decisión se tomó el miércoles para frenar el sinfín de medidas que las 20 regiones tomaban unilateralmente para controlar la llegada de turistas y nacionales desde Croacia, Malta, Grecia y España.

Dicha orden, en vigor desde el jueves, obliga a presentar un test PCR (aunque no haya dado  tiempo a realizarlo) o bien hacérselo en el país transalpino. Eso sí, las autoridades ya advierten de que las pruebas rápidas tardarán 15 días en poderse hacer en los aeropuertos, lo que dibuja una enorme sombra de duda para aquellos que, por ejemplo, reservaron vuelos (y hoteles) el pasado lunes.

¿Qué hay que hacer, entonces? Someterse a una prueba PCR allí donde se aterrice. En la ciudad. Para lo que habrá que buscar un centro sanitario que lo pueda llevar a cabo y esperar, confinado en el hotel, hasta que se sepa el resultado. Entre 24 y 48 horas. 

No hay respuesta para los miles de dudas que surgen. Los que hoy viajen tienen garantizada una odisea,  a menos que el carácter latino les evite el mal trago: según La Repubblica no hubo control alguno en los vuelos que llegaron ayer a Milán desde España.