ALERTA EN ARAGÓN

Visitas casa por casa para controlar la cuarentena de los infectados en Zaragoza

Miembros de la Policía Local y Nacional y de protección civil, trabajadores sociales, personal sanitario y empleados del tercer sector irán a los domicilios

El presidente de Aragón, Javier Lambán, y el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, este viernes, durante el anuncio de los controles casa por casa a los infectados por coronavirus.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, y el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, este viernes, durante el anuncio de los controles casa por casa a los infectados por coronavirus. / TONI GALÁN (EFE)

Se lee en minutos

El Periódico

Un dispositivo de vigilancia y control que estará formado por la Policía Local y la Nacional, además de por trabajadores sociales, miembros de protección civil, personal sanitario y empleados del tercer sector, vigilarán en Zaragoza que las personas que han sido diagnosticadas como positivas de coronavirus, sean asintomáticos o no, cumplen con las medidas de confinamiento 'in situ', en sus domicilios.

Así se ha acordado en la reunión que han mantenido este viernes el presidente de Aragón, Javier Lambán, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y el delegado del Gobierno en la Comunidad, Fernando Beltrán, junto con responsables de la consejería de Sanidad.

En el barrio de Las Delicias

El dispositivo policial de vigilancia y control comenzará a operar en el barrio de Las Delicias de la capital aragonesa, en el que se están detectando la mayoría de contagios en los últimos días, aunque probablemente se extenderá a otras zonas, e implicará la vigilancia de que las normas de aislamiento se cumplen y, en su caso, el establecimiento de las correspondientes sanciones.

Además de los agentes, el control lo realizarán un equipo trabajadores sociales, miembros de protección civil, personal sanitario y empleados del tercer sector que se encargarán de visitar por parejas los domicilios de todas las personas que hayan contraído el virus.

Análisis de las condiciones del domicilio

"La intervención proactiva significa ir un paso más y realizar esta comprobación de los casos 'in situ' en los domicilios", ha explicado en rueda de prensa la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés.

Además de comprobar si los afectados permanecen en sus hogares y de informarles, los profesionales también analizarán si el domicilio cumple las condiciones mínimas de habitabilidad para garantizar el aislamiento.

Alternativa de residencias, hoteles y el Auditorio

En caso contrario, los trabajadores sociales les ofrecerán alguna de las alternativas que el Ejecutivo autonómico ha ido acondicionando en las últimas semanas como residencias, hoteles o el alojamiento instalado en el Auditorio de Zaragoza. En ese sentido, Repollés ha reconocido que muchas de las personas que están incumpliendo el confinamiento no lo hacen por "voluntad propia", sino por las "condiciones de las viviendas o de trabajo" que disponen.

Por su parte, el director general de Salud Pública de Aragón, Francisco Javier Falo, se ha mostrado confiado en que esta medida permita mejorar la capacidad de identificación de los contactos de los contagiados en la comunidad. "Si esas personas no se quedan en su casa, el resultado final del inmenso esfuerzo que está haciendo Sanidad prácticamente lo estamos dilapidando", ha señalado el presidente de Aragón, Javier Lambán. 

Aragón, en fase de "meseta o ascenso lento" de la onda epidémica

Repollés ha manifestado que la Aragón se halla en una fase de meseta o "ascenso lento" de nuevos casos de covid-19 y dispone de "mucha capacidad y margen de maniobra" para atender a las personas contagiadas.

Según datos provisionales, Aragón ha notificado este viernes 662 nuevos casos de coronavirus -detectados este jueves-, 557 de ellos en la provincia de Zaragoza, 65 en Teruel y 40 en Huesca. En los hospitales, hay 511 personas ingresadas, de las que 472 están en planta y 39 en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Disminución de ingresos diarios respecto al inicio de la semana

La consejera ha explicado que han disminuido "mucho" los ingresos diarios respecto a los primeros días de esta semana, pero todavía habrá que esperar a que quienes están ingresados reciban el alta, personas a las que se van sumando los nuevos casos diarios que todavía se hospitalizan.

Repollés ha remarcado, no obstante, que existe una disponibilidad de recursos "más que suficientes para atender las necesidades" y, además, a diferencia de lo que ocurrió en marzo y abril "los hospitales tienen muchos ingresos de personas no covid, tanto en UCI, como en planta", con una disponibilidad de camas UCI con respirador del 41% camas UCI sin respirador del 60% y del 40 % para hospitalización convencional.

Medidas de "efecto moderado"

El director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, ha considerado que las medidas de contención social aplicadas en Aragón han tenido un efecto "moderado, limitado" de forma que "han permitido modificar la tendencia ascendente de la curva", "quebrando" una evolución que suponía "duplicar" casos cada tres días, pero "no nos ha permitido empezar a bajar".

Ha agregado que si bien la comunidad autónoma se encuentra en situación de meseta respecto a los nuevos casos, esta es "muy alta" y por eso "seguimos tomando medidas".

173 pruebas por cada 1.000 habitantes

Te puede interesar

El Gobierno de Aragón ha informado de que desde que empezó la pandemia los centros aragoneses han llevado a cabo 228.040 pruebas diagnósticas de covid-19, lo que equivale a 173 pruebas por 1.000 habitantes. Actualmente, se están investigando 14.000 contactos y más de cuatro de cada cinco casos positivos están vinculados a casos o contactos ya identificados.

En cuanto al perfil de los positivos en Aragón, más de la mitad de los contactos, el 57%, tiene menos de 45 años, y uno de cada seis afectados tiene 65 o más. En torno al 50% son asintomáticos. La mortalidad -fallecidos por 10.000 habitantes- es del 7,40%, porcentaje algo menor a la media de España, que está en el 9,86%.