25 nov 2020

Ir a contenido

Catalunya empieza los test masivos puerta a puerta en Ripollet

En el barrio del Pont Vell, donde hay localizados focos, se han realizado pruebas puerta a puerta este miércoles

El objetivo es localizar personas asintomáticas, uno de los focos de contagio importantes

Xavier Oliva

Dos enfermeras salen de un CAP de Ripollet para hacer pruebas puerta a puerta.

Dos enfermeras salen de un CAP de Ripollet para hacer pruebas puerta a puerta. / ANNA MAS

La Conselleria de Salut quiere contener el rebrote de coronavirus del Vallès Occidental, sobre todo con la detección de los casos asintomáticos. Para lograr este objetivo, con la colaboración de los ayuntamientos de Sabadell, Terrassa y Ripollet, montará unas carpas de cribado a partir del jueves donde se realizaran pruebas PCR a la población que se presente voluntariamente.

En el caso concreto de Ripollet, donde hay una detección de casos localizados en puntos concretos del barrio del Pont Vell, Salut ha realizado este miércoles un cribado puerta a puerta donde hay varios casos localizados. “En Ripollet se ha detectado, a través de los estudios epidemiológicos, una geolocalización de casos más concentrados que nos animan a ir edificios donde están esos positivos y hacer ese cribado”, apunta Núria Prat, directora de Atención Primaria de la Región Metropolitana Nord del CatSalut, que reconocía que no sucedía lo mismo en Sabadell donde hay una mayor diáspora del virus.

Para realizar esta actuación, un equipo de técnicos y enfermeras ha visitado diferentes comunidades de vecinos del barrio, donde han realizado test PCR a quien se ofreciese de forma voluntaria. En total, con esta acción se realizaran aproximadamente 300 pruebas que se sumaran a las 1.500 que se realicen en la carpa situada en el parque Maria Regordosa a partir del jueves. Según los cálculos de Matilde Jiménez, directora del EAP La Farigola, allí se tendría capacidad para realizar 30 pruebas PCR a la hora. A las carpas, advierten desde el CatSalut, se podrá acercar de forma voluntaria cualquier persona sin síntomas y sin contacto con otra contagiada. Lo mismo pasará en Sabadell, donde habrá dos carpas en el sur de la ciudad, y en Terrassa.

En el barrio del Pont Vell se ve con buenos ojos esta actuación. Dolores Escudero, vecina desde hace 38 años, asegura que se presentará en la carpa. “Aquí ves gente con las mascarillas puestas en todos lados, menos en la cara”, asegura. Para ella falta una mayor concienciación y eso le preocupa. También se presentará Felipe Trujillo. “Esto es bueno para todos y espero que la gente acuda”, dice.

Asintomáticos y jóvenes

Según ha explicado Prat, el 50% de los casos detectados en Catalunya son asintomáticos. Esta situación dificulta rastrear donde puede haber un foco de contagio. “Estos son los que facilitan la transmisión de la enfermedad y hay que cortar esa fuente de contagio”, asegura Prat. Con esta detección hay una probabilidad elevada de que aumenten los datos de incidencia, pero para Prat supondría una buena noticia. “Lo tendríamos más controlado”, explica la directora de Atención Primaria.

Pero más allá de detectar asintomáticos, el objetivo también es cribar a la población de entre 15 y 45 años que son una parte importante de los nuevos casos detectados. “Es una franja de edad de mucha actividad social con constantes encuentros con amigos, familiares y salidas”, asegura Serra.

Aumento notable

En el Vallès Occidental, el aumento de casos en los últimos 14 días ha sido especialmente notable. En Sabadell se han registrado 319 PCR positivas, en Terrassa 270, y también es preocupante el caso de Ripollet con 44 y una tasa de riesgo muy elevada que se sitúa en 207.74 (el martes se situaba en 434.10).

Aún así, ladirectora ejecutiva del Sector Sanitario Vallès Occidental Este del CatSalut, Núria Serra, asegura que esta semana la situación está “contenida”. “No estamos muy mal de números. Con estas acciones de contención podemos evitar medidas de confinamiento mas rigurosas”, explica Serra.