20 sep 2020

Ir a contenido

EN EL MERCADONA DEL MUNICIPIO

Expedientados tres policías de Esparreguera por un vídeo cuando acudían a un atraco

La agente que grabó las imágenes aparece lamentándose por tener que atender esa emergencia

Óscar Hernández

Impacto de una de las balas disparadas por los atracadores en la sección de frutería del Mercadona de Esparreguera.

Impacto de una de las balas disparadas por los atracadores en la sección de frutería del Mercadona de Esparreguera. / Óscar Hernández

Un vídeo viral grabado en el interior de un coche patrulla cuando dos policías municipales de Esparreguera acuden a un atraco a tiros en el Mercadona de la localidad provocó ayer la apertura de un expediente a los agentes. En el vídeo, colgado en internet por la agente, se escucha a ésta quejarse por tener que acudir a esta emergencia y decir, asustada: "Así nos tenemos que ver" y "Por favor, no me quiero morir".

El Ayuntamiento de Esparreguera les ha abierto un expediente disciplinario por el vídeo, en los que aparecen los agentes, de servicio, "manteniendo unas conductas que, según el informe realizado desde la Policía Local, podrían constituir faltas graves". Además, como medida cautelar, la agente responsable de las grabaciones ha sido suspendida temporalmente de empleo y sueldo. Esta agente grabó otro día a un tercer policia local en su comisaría y también subió el vídeo a redes sociales, motivo por el que son tres los funcionarios expedientados, han explicado fuentes próximas al cuerpo municipal. 

En un comunicado, el ayuntamiento señala que la difusión pública de los vídeos y la conducta que transmiten "denota poca profesionalidad y podría incurrir en diversas faltas graves por incumplimiento por negligencia de los deberes derivados de la propia función", además de "atentar contra el decoro y la dignidad de los funcionarios y contra la imagen del cuerpo".

Según el consistorio, la agente que grabó las imágenes mientras estaba de servicio y las difundió en las redes sociales podría ser responsable de un total de 10 faltas graves. Precisamente debido a ese elevado número de faltas, se ha decidido suspenderla de sus funciones por un periodo de un mes con posibilidad de prorrogar la suspensión hasta seis meses.

Además de as expresiones de miedo de la policía, que tiene unos 10 años de experiencia, sorprende que el que conduce el coche patrulla, sujeta con la mano derecha su arma reglamentaria mientras conduce con la izquierda, comportamiento irregular ya que limita su capacidad para conducir.

"El conductor es un policía experto, y paró y sacó el arma justo antes de llegar al Mercadona por si se encontraba de frente a los atracadores. El coche patrulla es automático y podía conducirlo sin problemas con una mano", han indicado las mismas fuentes, sorprendidas por la acción de su compañera. "Nadie se pone a grabar un vídeo cuando acudes a un atraco y menos las sube a internet", han añadido.

El alcalde condena la actitud "reprobable"

El alcalde, Eduard Rivas (PSC), ha condenado los vídeos que "muestran una actitud reprobable, que no es digna del servicio y la responsabilidad que representan los agentes de la Policia Local de Esparreguera" y ha asegurado que su gobierno tomará "todas las medidas necesarias para sancionar a los agentes y evitar que estas actuaciones se vuelvan a repetir".

Rivas ha querido defender "el buen trabajo" que realiza la Policía Local y ha pedido que "no se desprestigie a toda la plantilla por la lamentable conducta de tres agentes que no representan la actitud ni la profesionalidad de la mayoría del cuerpo". 

Un atraco de película con tres disparos

El asalto al Mercadona fue espectacular. Pasadas las 20.30 horas, una hora antes del cierre, dos hombres, uno de ellos con gorra y el otro encapuchado, ambos con mascarilla, entraron en el supermercado armados con una pistola y un machete. La mujer de un policía municipal, que estaba comprando, avisó enseguida a su marido y éste, que no estaba de servicio, a la central lo que provocó la rápida llegada de la primera patrulla, justo cuando acababan de huir los ladrones.

"De repente oímos tres disparos y gritos. Yo estaba en el fondo y sonaron como tres petardos. Enseguida vi a la gente corriendo hacia mí. Algunos empleados y muchos clientes nos escondimos en las cámaras frigoríficas", ha explicado a este diario una trabajadora del supermercado.

Un disparo, efectuado con pistola, impactó en el techo. Otro, en una caja de galletas y un tercero, en una pared metálica lateral de la zona de frutería, justo al lado de la línea de cajas. Los disparos pretendían conseguir, al parecer, que la gente se tirara al suelo. Uno de los atracadores recorrió entonces una a una la decena de cajas golpeando en ellas con el machete para intimidar a las cajeras.

Pequeño botín

Uno de los trabajadores explicó a este diario que se calcula que los ladrones apenas consiguieron unos 2.000 euros. El hecho de que las cajeras ingresen el dinero de más en unos tubos comunicados con los despachos impide que el botín pueda ser elevado.

Los atracadores huyeron en un Opel Vectra bastante viejo de color claro en dirección a la autovía A-2, a apenas 200 metros del supermercado, lo que dificultó su localización. se especuala con que al menos una persona, pero podrían ser dos, les esperaban en el vehículo.