Más de 5.000 víctimas

Tres detenidos en Barcelona por estafas masivas con ventas online de tecnología

Ofertaban desde Bigues i Riells móviles, ordenadores y televisores a un precio mucho más bajo del real y no los entregaban

El despacho en Bigues i Riells de las tres personas que, presuntamente, estafaban por internet con la venta de productos tecnológicos.

El despacho en Bigues i Riells de las tres personas que, presuntamente, estafaban por internet con la venta de productos tecnológicos. / GUARDIA CIVIL / ACN

Se lee en minutos

La Guardia Civil ha detenido a dos hombres y a una mujere en Bigues i Riells (Barcelona) por presuntamente estafar a más de 5.000 personas con ventas online de material tecnológico.

En un comunicado este jueves, el cuerpo ha explicado que los dos arrestados tienen 20 años, y la mujer, madre de uno de los jóvenes, tiene 52.

Las estafas han afectado a personas en toda España, y la investigación empezó al detectar numerosas denuncias por fraudes en ventas online de material tecnológico.

Los detenidos supuestamente publicaban anuncios en redes sociales que conducían a webs fraudulentas donde se ofertaban móviles, ordenadores y televisores a un precio mucho más bajo del real.

Estas webs permitían pagar los productos rebajados con tarjeta de crédito o débito, y después del pago se prometía que el pedido se entregaría en un periodo de entre 24 y 48 horas, lo que nunca ocurría.

Bloqueados los teléfono

Al reclamar, los compradores no conseguían contactar con los responsables de la web, "llegando incluso a bloquear los teléfonos de los clientes para evitar recibir las llamadas insistentes de los afectados".

El engaño consistía en ofertar productos con un precio rebajado un 80% del real, y para generar confianza la web afirmaba que la empresa tenía más de 20 años de experiencia.

Más de 5.000 estafados

Te puede interesar

La Guardia Civil ha detectado a más de 5.000 víctimas de esta estafa, que en conjunto suman un fraude superior al medio millón de euros.

En la operación también se han incautado dos coches de alta gama y dos equipos informáticos, y se han bloquedo cuentas bancarias con unos 85.000 euros.