01 oct 2020

Ir a contenido

LA GESTIÓN DE LOS REBROTES

Lleida y seis municipios del Segrià logran que el Govern alivie el confinamiento

A partir de este jueves se aplicarán las mismas restricciones que están en vigor en el resto de la comarca, en Barcelona y su área metropolitana

Anna Mora

Control policial de los Mossos d’Esquadra en la estación del AVE de Lleida, en la mañana del 30 de julio. El control se levantará esta tarde, a las 16 horas, cuando acaba el confinamiento decretado en la ciudad.

Control policial de los Mossos d’Esquadra en la estación del AVE de Lleida, en la mañana del 30 de julio. El control se levantará esta tarde, a las 16 horas, cuando acaba el confinamiento decretado en la ciudad. / JORDI V. POU

Larga ha sido y es la espera para volver a la nueva normalidad en Lleida, cuyo segundo confinamiento, junto al de seis municipios más del Segrià –Aitona, Alcarràs, la Granja d’Escarp, Seròs, Soses y Torres de Segre–, cumple este miércoles dos semanas. La 'consellera' de Salut, Alba Vergés, ha anunciado el fin del aislamiento de una zona que lleva alejada más de un mes: primero con el confinamiento perimetral de la comarca, al que luego se sumaron otras medidas más restrictivas para frenar el covid.

La 'consellera' de Salut, Alba Vergès, anunció en la capital del Segrià, acompañada por la ‘consellera’ de la Presidència y portavoz del Govern, Meritxell Budó, el fin del aislamiento (se permitirán entradas y salidas) y ha explicado las medidas aprobadas por el Procicat, que entrarán en vigor este jueves a las 16 horas y pueden seguir activas durante 15 días.

La flexibilización llega después de estabilizarse la curva y tras las constantes manifestaciones de negocios y restauradores, que acumulan pérdidas millonarias. Aire fresco también para los ciudadanos, que se encuentran en plena ola de calor.

Como en el área de Barcelona

Se trata de las mismas restricciones ya vigentes en el resto de la comarca, en Barcelona y su área metropolitana, aunque con algunas limitaciones que afectan al sector de la restauración: cafeterías, bares y restaurantes, por ahora, solo pueden poner en marcha sus terrazas, con el 50% de aforo, manteniendo la distancia y cerrando antes de medianoche.  

Aunque Vergès admitió que estos últimos días de julio "ha bajado la curva", aseguró que "tenemos que ir con cuidado, porque la presión asistencial en los centros de salud de Lleida que, a su vez, dan atención a toda la región, es muy alta". "Esto es un aviso para navegantes: las tendencias a la baja pueden cambiar si nos relajamos", advirtió la ‘consellera’, que sitúa esta zona "entre nivel 4 y 5".

Y añadió: "Nos encontramos con un panorama complicado, tenemos que continuar aplicando medidas y las más efectivas son las de protección individual". 

¿Tendremos verano?

La rueda de prensa de Salut del martes fue la antesala en que los leridanos buscaban respuestas a unos interrogantes que, a las puertas de las vacaciones, se hacían más urgentes: ¿tendremos verano, en Lleida? En las calles se respiraban las preguntas y en las redes sociales se alzaban las apuestas, que se confirmaron al cien por cien por la tarde. Aire fresco para los ciudadanos, que se encuentran en plena ola de calor.

La flexibilización llega después de estabilizarse la curva y tras las constantes manifestaciones de negocios y restauradores, que acumulan pérdidas millonarias. Sin embargo, para algunos de los restauradores las medidas son insuficientes, ya que, si no disponen de terraza, su persiana sigue bajada. 

TambiénLa Paeria- Ayuntamiento de Lleida- comunicó la apertura de las piscinas municipales de los barrios de Balàfia y Cappont y la puesta en marcha de una aplicación web para realizar la reserva. En Lleida, la cultura no hará vacaciones, ya que el consistorio mantiene una programación de nuevos espectáculos en línea, para así cumplir los contratos con las compañías y artistas locales y ofrecer una programación de calidad. Antes del anuncio del fin del confinamiento, el alcalde de la ciudad, Miquel Pueyo, defendió la necesidad de encontrar una estrategia para minimizar los riesgos para la salud y la economía. 

Torra felicita

Por otro lado, el 'president' de la Generalitat, Quim Torra, celebró la evolución positiva del brote de covid-19 en Lleida y reivindicó que las medidas que aplica su Govern funcionan: "Lo estamos controlando". En una entrevista en la cadena estadounidense CNBC, Torra subrayó que las restricciones que dictó Salut en la zona han permitido "situar la tasa de reproducción del virus en la zona de Lleida a 1". Pese a ello, el 'president' insistió a la población en que no se puede bajar la guardia.