26 oct 2020

Ir a contenido

LA LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

El Reino Unido se asegura 90 millones de dosis de una posible vacuna contra el covid-19

Boris Johnson firma acuerdos con BioNtech, Pfizer y Valneva para adquirir los antídotos

La cifra adquirida es superior al total de la población británica, de 66 millones de personas

El Periódico

Trabajos en busca de una vacuna para el coronavirus en un laboratorio.

Trabajos en busca de una vacuna para el coronavirus en un laboratorio. / DIEGO AZUBEL (EFE)

El Gobierno británico ha anunciado este lunes la firma de dos acuerdos por la compra de un total de 90 millones de dosis de dos vacunas contra el covid-19 que se encuentran en fase de desarrollo. Uno de los acuerdos prevé la compra de 30 millones de dosis de la vacuna que está desarrollando la alianza entre la empresa biotecnológica alemana BioNtech y el laboratorio estadounidense Pfizer. El otro acuerdo, por 60 millones de dosis con una opción por 40 millones adicionales, es con el laboratorio francés Valneva.

Estos dos acuerdos se suman al firmado hace unas semanas con el grupo británico AstraZenecapor por 100 millones de dosis de la vacuna que desarrolla la Universidad de Oxford, considerado como uno de los proyectos más prometedores.

Las cifras de vacunas encargadas superan ampliamente las de la población británica, que actualmente es de 66 millones de personas. Los acuerdos se avanzan a la producción de las vacunas ya que por el momento se ignora si estas serán eficaces y cuántas dosis serán necesarias para que tengan efecto en una persona.

En un comunicado, el Ejecutivo que dirige Boris Johnson subraya que con este acuerdo el Reino Unido se asegura la posibilidad de "tener un acceso a una vacuna segura y eficaz lo más rápidamente posible". "Este nuevo acuerdo con esas empresas farmacéuticas permitirá al Reino Unido tener las mejores posibilidades para obtener una vacuna que proteja a los más expuestos", ha subrayado el ministro de Empresa, Alok Sharma.

Muy criticado por la gestión de la crisis, que ha causado más de 45.000 muertos en el Reino Unido, el Gobierno del primer ministro Boris Johnson anunció en abril pasado la creación de una 'task force' para acelerar los esfuerzos tendientes a producir una vacuna. Con ese fin abrió un registro de voluntarios para participar en los ensayos de la vacuna, con la esperanza de conseguir antes de octubre 500.000 participantes potenciales.

Por otra parte, el Gobierno ha firmado también con AstraZeneca un acuerdo para desarrollar un tratamiento con anticuerpos para las personas que no puedan ser vacunadas contra el covid-19 debido a que sufren otras enfermedades.